Inicio Autores Publicaciones por Arie Schwartzman

Arie Schwartzman

43 MENSAJES 0 Comentarios
Arie ha tenido la oportunidad de dar sesiones de coaching individual a cientos de personas en más de 7 países. En el coaching individual, Arie te ayuda a identificar cuales son tus metas así como tu punto de partida para que en el coaching se desarrollen e implementen estrategias parácticas para llegar desde donde estás a donde quieras llegar en el menor tiempo posible.

Programas que Conduce

Relajación ya

Aprende algunas técnicas para relajarte y Creer en Ti. www.relajacionya.com


Este programa ha sido visto 10,449 veces.
 

Artículos Publicados

Ser-hacer-tener “wellness”

Hay veces que por enfocarnos en hacer, hacer, hacer se nos olvida que antes de hacer algo es conveniente el tener claro quienes somos y en quienes nos queremos convertir.

Como bien dijo Robert Kiyosaki en su libro de El Cuadrante del Flujo del Dinero, primero hay que “ser” después “hacer” y finalmente “tener” en lugar de primero querer “tener” algo y correr sin dirección a hacer mil cosas para conseguirlo.

Kiyosaki aplica este principio a crear un negocio y los mismos principios se aplican al bienestar y el manejo del estrés en el trabajo y en la casa.

El primer paso es que clarifiques cuáles son los roles a los que les quieres dar mas valor en este momento de tu vida (deportista, hermano, hijo, papá, líder en tu equipo de trabajo, líder en tu comunidad, amigo, etc.). No olvides tener claro el “por qué” son importantes estos roles para ti.

El segundo paso es que desarrolles una lista de las actividades necesarias para satisfacer cada rol. Si uno de los roles mas importantes para ti es SER una persona energética, entonces elabora una lista de ACCIONES para poder empezar a ser una persona energética (inscribirte a un gimnasio, caminar mas seguido, comer sano, etc.).

El tercer paso es el TENER, o dicho de otra forma, recibir los beneficios de las acciones tomadas. En el caso de la persona que quiere ser energética y que sale a correr tres veces a la semana, su beneficio es que empieza a sentirse con más energía y empieza a recibir mejores resultados en el trabajo y en sus relaciones personales.

La idea de estos pasos es que antes de recibir los beneficios y hacer las acciones para recibir los beneficios es necesario el cambiar nuestra forma de pensar. Si cambias la manera de pensar, tus acciones serán diferentes y por lo tanto lo que recibirás será diferente. Cambiar la manera de pensar es dejar de generar soluciones a corto plazo y empezar a generar soluciones a largo plazo. Recuerda que las soluciones de corto plazo se convierten en nuestros problemas de largo plazo.

Si quieres TENER más energía disponible en el día y vas corriendo por un café o un Red Bull no estas buscando una solución a largo plazo ya que estas sustancias son bastante agresivas para el organismo y pronto tu cuerpo las va a rechazar. Por otra parte, si comienzas por querer SER una persona energética y haces tu lista de acciones para serla, entonces generaras recursos y estrategias que te servirán para hoy, mañana y en el futuro.

¿Y tu, quién y cómo quieres SER?

¿Qué vas a HACER para SER esa persona?

¿Que quieres TENER como resultado de tus acciones?

Arie Schwartzman www.relajacionya.com

Manejo del cambio

Existen varias maneras no productivas de manejar el cambio, como son:

Paralizarse y tomar una posición de observador pasivo. Esta es una opción que nos proporciona una seguridad temporal y aparente de que no estamos arriesgando nada, mientras que lo que puede estar pasando, es que estamos perdiendo la oportunidad de encontrar nuevos proyectos y oportunidades de contribuir.

Correr a hacer algo sin pensarlo demasiado, únicamente para sentirnos que estamos “haciendo” algo. Sin embargo, en está opción no nos estamos enfocando en el resultado sino exclusivamente en el proceso. En otras palabras, en esta opción lo que hacemos es “trabajar por trabajar”. El riesgo de esta estrategia es desperdiciar recursos (tiempo, dinero, energía) en proyectos cuyo beneficio será limitado.

Estrategias para el Manejo del Cambio

Hay varias de estas estrategias que prueban ser no productivas, sin embargo, vamos a enfocarnos en pasos que puedes dar de inmediato para poder crecer y fortalecerte en estos momentos de cambio.

Estrategia 1. Blinda tu sistema

En momentos de cambio, notarás que nuestras áreas de oportunidad son mucho más aparentes. Notamos que todas esas cosas que nos propusimos cambiar y no hemos cambiado, ahora nos están afectando mucho más.

Date cuenta cuales de estas áreas puedes comenzar a blindar, por ejemplo:

¿Requieres tener un mejor sistema para controlar tus gastos?

¿Ya sabes a donde se está destinando tu dinero cada mes?

¿Hay gastos no necesarios que pueden ser reducidos de inmediato?

¿Tienes el equipo de gente correcto o necesitas hacer cambios?

¿Necesitas actualizarte y aprender nuevas técnicas o estrategias que te pueden beneficiar ahora y en el futuro?

Usa este momento para notar tus partes débiles y blindarlas. Toma este momento de cambio como un mensajero que te está diciendo tus partes a fortalecer e invitando a hacerlo lo antes posible.

Estrategia 2. Enfócate en las pequeñas victorias

En los momentos de cambio sentimos que necesitamos tener grandes victorias para contrarrestar el efecto de grandes crisis. Este enfoque tiende a desgastarnos, estresarnos y rápidamente perder motivación en nuestros proyectos.

Arie Schwartzman www.relajacionya.com

Cuando pensar no ayuda

Quién dijo que el estar pensando todo el tiempo es algo bueno para el ser humano?

El cerebro, como bien lo sabes, es un órgano sumamente poderoso que puede ayudarte a sobrevivir, crear y alcanzar tus metas pero si abusas también puede jugar en tu contra.

Existe evidencia de que la mente puede crear diferentes situaciones que no te convienen, como:

  • Presión arterial alta
  • Insomnio
  • Dolores de cabeza
  • Falta de energía
  • Inquietud
  • Falta de creatividad
  • Irritabilidad
  • Desmotivación, entre otras.

Todas estas suceden, principalmente, al dejar que la mente brinque a arrepentimientos del pasado y preocupaciones del futuro.

Estos brincos en el tiempo, mientras visualizamos o nos platicamos situaciones de amenaza, son las que provocan que se encienda el switch del estrés. Con este switch ya prendido, el cuerpo comienza a sufrir, así como nuestras relaciones personales y laborales, en otras palabras, el pensar demasiado en el pasado y futuro tiende a activar nuestro switch de estrés innecesariamente.

Por supuesto que hay momentos para recordar el pasado y aprender de el. También es conveniente el planear para el futuro (lo cual es muy diferente a preocuparse y a visualizar amenazas).

Recordar y planear son convenientes, lo que no es conveniente es dejar que estos brincos de la mente en el tiempo te afecten.

¿Que se puede hacer, entonces, para evitar que tu propia mente y pensamientos te jueguen en tu contra?

Prueba estos tres pasos:

PASO 1: Cáchate cuando el que tu mente este brincando al pasado y futuro ya te este preocupando o angustiando

Cuando te caches que tu mente no esta en el presente no te juzgues o te auto castigues, sencillamente dite “Ah! Ya caché a mi mente brincando a situaciones que ya pasaron o que no han pasado”

PASO 2: Usa tus sentidos para regresar al presente.

Usa tus sentidos para anclar tu atención en lo que si esta pasando en este momento. Por ejemplo, si estas comiendo, utiliza de manera activa tus sentidos del gusto, tacto, olfato y vista.

Cada uno de tus sentidos son radares extraordinarios; ponles más atención a estos radares y checa que pasa.

Por ejemplo, tomate un momento para ponerle atención a tus alrededores y nota que puedes captar con cada uno de tus sentidos.

PASO 3: Nota como te sientes después de usar tus sentidos para compenetrarte aun más en el presente.

Estos pasos son utilizados tanto en la reducción de síntomas médicos, así como en el campo del alto desempeño.

En el siguiente boletín te voy a guiar a través de un ejercicio práctico para que puedas estar más tiempo en el presente cuando tú lo desees.

Mientras tanto te invito a seguir estos tres pasos:

  1. Cáchate cuando tu mente este preocupándote al irse al pasado y futuro.
  2. Usa tus sentidos para regresar a lo que estas haciendo ahora.
  3. Nota la diferencia en cuanto a la calidad de tu atención al regresar al presente.

Si quieres compartir tus comentarios acerca de tu experiencia con este ejercicio, con gusto puedes responder este artículo.

Te deseo que tengas un día vivido en el presente.

Arie Schwartzman www.relajacionya.com


Búsqueda Rápida