¿Seder más? ¿Hablar menos? ¿Saber escuchar sin juzgar? ¿Tolerar?

A pesar de que lo difícil que es no discutir con una persona intransigente que se pasa de lista; callar ante reclamaciones ilógicas, acceder a los cambios de planes con tal de evitar una pelea; Podría parecer un acto heroico. Sinceramente, seder, permitir que la relación fluya, no juzgar, respetar los caprichos o los detalles irrelevantes, parecería la descripción perfecta de una persona sumisa, sin personalidad que se deja manipular o pisotear. ¿Verdad? Sin embargo esto es una idea equivocada.

Ser la mejor persona, aprender a acceder, a entender y a compartir, solo hace un ser más generoso, sensible y maduro, también permite crecer, tener mejor apertura y multiplicar las posibilidades.

Finalmente el individuo que sede es sin duda el que gana más.

Las relaciones familiares son bellas, necesarias y algo complicadas, sobretodo si todos los integrantes quieren tener una relación cercana y convivir mucho tiempo juntos.

Beto es feliz cada vez que llegan sus primos de fuera del país a visitar. La dinámica de la familia cambia, los planes se transforman, las actividades son mas intensas que de costumbre, siempre hay algo que hacer, un lugar donde ir, un pendiente que terminar. Todo es armonía y diversión hasta que llega el punto donde Beto siente que nadie le hace caso, que sus intereses o sus opiniones no son escuchadas porque los primos son visita y ellos escogen donde quieren ir y que quieren hacer.

Uno de esos días Beto no tenía ganas de hacer ninguno de los planes que se habían elegido por lo que se molesto y le comento a su mamá que no entendía por que solo se hacia lo que los primos quieren, ella le contesto que tenia que tener mucha paciencia porque ellos estaban de visita y a las invitados siempre se les atiende con gusto.

Beto molesto con la respuesta de su madre, agregó, cuando yo voy a verlos a su casa, ellos hacen lo que les gusta también no es que me pidan mi opinión o me pregunten que quiero hacer, ¿porqué tengo yo que seder y dejar que ellos hagan lo que les gusta, sin tomarme encueta?

Su mamá le contesto con mucha ternura y una gran sonrisa porque es bueno ser siempre la mejor persona, uno se siente bien y estoy segura que lo sabes.

Quiza es fácil ceder cuando se trata de planes y de diversión, pero ¿que pasa cuando hay que seder ante una persona que ofende, o se impone? ¿Y que tal cuando hay que cederse callado simplemente porque la conversación ya esta en un tono elevado u toxica? Seguro que ha habido mas de una ocasión en que la mejor alternativa habría sido o será, ser la mejor persona ¿no?

www.recetasparalavida.com

La receta

Ser mejor

Ingredientes:

  • 1 taza de perspectiva, reconocer y aceptar lo verdaderamente importante
  • 2 cucharadas de generosidad, amabilidad y atenciones, dar lo mejor de uno para los demás
  • 1 manojo de voluntad, deseo de agradar y servir
  • 1 pieza de determinación, evitar la comodidad y las tentaciones para no seder
  • 2 cucharadas de flexibilidad, apertura a nuevas ideas
  • 1 rodaja gruesa de cariño, bondad, alegría, ternura y mucho mas

Recomendación para hoy: Trata con todo lo que este en tus posibilidades para que las personas se alegren de verte cada vez llegues a cualquier lugar.

Modo de preparación:

  1. El carácter se desarrolla con los detalles pequeños e insignificantes, no con las grandes o heroicas acciones. Los verdaderos actos de valor son aquellos que se realizan en silencio, cuando nadie observa, cunado uno sede y deja que el otro sea feliz porque se le escucha, se le toma en cuenta o se le deja hacer lo que él pide. Un pequeño acto que no exige nada a cambio es una gran acción que fortalece el alma del que lo realiza.
  2. Ser flexible y aprender a seder, multiplica las posibilidades para crecer. Cada quien enfrenta gente que los puede provocar, molestar o, se les impone. Conquistar la tentación de ser incitado y aprender a solucionar estos choques, para poder trascender y encontrar armonía libera a la persona y le enseña nuevos puntos de vista y obtiene la posibilidad de valorar lo verdaderamente importante.
  3. Uno tiene que actuar en forma correcta y ser mejor porque es bueno para si mismo, no por lo que piensen o digan los demás. Crecer, tener una visión más amplia, seder con gusto y ser bondadoso, define el carácter, mejora el autoestima y crea una mejor conciencia y sensibilidad, en resumen se vive mejor.

El verdadero respeto no viene del trato que recibes, sino del trato que tú les das a los demás.

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Hispanopolis se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Hispanopolis, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior¿Ya tienes tus metas para estos 90 días?
Artículo siguienteTus predicciones se pueden cumplir, ten cuidado
Prestigiosa columnista internacional en más de 10 periódicos y revistas que se publican y distribuyen desde Nueva York hasta Argentina Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora por tres años consecutivos del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club.