Es imposible evitar a los envidiosos, sin embargo se puede modificar algunas actitudes que provocan y alimentan la envida en los demás.

Cuando una persona camina segura de sí misma, tiene decisión propia, hace lo que se propone y lo hace bien puede crear un poco de controversia; Sin querer, es probable que su manera de ser intimide e incomode sobre todo a personas inseguras o envidiosas.

La imagen que una persona proyecta puede detonar tanto, peores vibraciones así como puede inspirar las mejores expresiones de bondad y ejemplo. Todo depende del tono en que se exprese y haga sentir la los demás.

Es importante aclarar que queda sobre entendido que la percepción que los otros tengan sobre los demás, es realmente propiedad privada, no depende de lo que uno hace, si no de como son percibidas las acciones según su punto de referencia.

¿Cómo puede ser que una persona realizada, contenta y exitosa pueda crear tantos resentimientos, envida y malestar? ¿Por qué si ella no mete con nadie, siempre encuentra gente que la crítica, y la lastima? Al grado que no resisten su presencia y hacen todo lo posible por tratar de quitarle sus méritos inventando falsedades.

Es una verdadera lastima ver como las malas bocas con intenciones filosas pueden ensuciar hasta las acciones más nobles y desinteresadas que hay.

Definitivamente, no se puede controlar el sentir de los otros, pero, un poco de humildad y sensibilidad son ingredientes pueden ayudar a mejorar las relaciones aun con esas personas que su naturaleza es negativa y tienden a envidiar.

www.recetasparalavida.com

La receta
Sensibilidad que suaviza las relaciones personales

El toque con delicadeza

Ingredientes:

  • 1 taza de respeto; valor de si mismo y de los otros
  • 1 manojo de empatía; consideración y validación de los sentimientos de los demás
  • 2 gajos de modestia; humildad, sencillez de actuar y para relacionarse
  • 1 cucharada gratitud; reconocimiento de todo lo que se tiene y se recibe
  • 1 pizca de generosidad; abundancia de acciones y delicadeza para dar
  • 1 taza de conciencia; reconocimiento de que hay otros,
  • ½ taza de cortesía; cuidado, amabilidad y atención

Recomendación del chef: Asegurarte que tus acciones no lastimen, ni se sobrepongan ante otros. No se puede complacer a todo el mundo, pero si se puede evitar algunos malos entendidos, sobretodo los que puedes controlar tú.

Modo de preparación:

  1. La actitud hace toda la diferencia. Una actitud sencilla, amable y modesta invita y crea lazos de respeto; una actitud prepotente, indiferente o impositiva, aleja creando rechazo, critica e incomodidad.
  2. Actuar sin tomar en cuenta al otro es como cocinar sin sabor. Cuando se piensa y se actúa en función de las personas que nos rodean, las acciones se tornan en ingredientes valiosos que sazonan las relaciones y nutren el alma de los demás.
  3. Cuando uno se conduce con respeto, genera respeto mutuo. El cocinero que reconoce su lugar en el mundo, se comporta con humildad y honestidad logrando una temperatura cálida y obteniendo un lugar especial en la vida de los demás

“Ten cuidado como y que es lo que cocinas porque te lo puedes llegar a comer solo tú”

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Hispanopolis se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Hispanopolis, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorComo ser positivo en situaciones criticas
Artículo siguiente¿Cómo reconocer cuando llegan las pruebas en tu vida?
Prestigiosa columnista internacional en más de 10 periódicos y revistas que se publican y distribuyen desde Nueva York hasta Argentina Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora por tres años consecutivos del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club.