, con su característico hablar de tono sabio, continuó con el relato de la moda imperante en el siglo XVI: “Es curioso observar la clara tendencia del ser humano a disimular las formas naturales del cuerpo usando postizos, como hombreras, verdugados, polisones, acolchados, rellenos y muchos más artificios, hasta llegar a los silicones. Algunas de tales deformaciones han tenido su origen en la aparente necesidad de ocultar algún defecto, como en el caso de las gorgueras, puestas de moda cuando una dama de aquella época trató de esconder un pequeño tumor en el cuello, colocando una tela a su alrededor, con tanta gracia y coquetería que lo tomaron por un toque original en su vestir para luego exagerarlo. O el caso del rey que tenía una herida en la cabeza que le obligó a raparse, originando la moda de las pelucas”. Cuando Moda hizo una pausa, le pregunté si ella era la responsable de tales “modas” y con todo aplomo me contestó que desde luego ella influía en las ideas prácticas pero que el ser humano tenía libertad absoluta para escoger lo que era de su gusto y, en tono acusatorio agregó que infinidad de veces recurrían a Vanidad para que apoyara determinadas locuras.

Brahones y gruegüescos
Brahones y gruegüescos

También en esa centuria se pusieron de moda los GREGÜESCOS
-calzones estrechos hasta un tercio de muslo a los que sobreponían dos tela, la última en tiras abiertas de arriba abajo que dejaban ver la tela interior-. Los varones pretendieron engrosar su figura y, para conseguirlo, rellenaban con estopa o tiras de paño la parte holgada de los calzones que tomaron el nombre de TRUSAS.

Gregüescos y trusas
Gregüescos y trusas

Y hablando de calzones, Moda y Vanidad pasaron largo tiempo de un día tratando de hallar el origen del pudor y el porqué de su aceptación en diferentes sociedades. Y fue así como empezaron a recordar sus experiencias milenarias. La primera que les causó mucha risa fue cuando el pudor llegó a los hombres y particularmente a los religiosos. Sucedió que los monjes de la baja Edad Media no sabían a cual santo obedecer respecto al uso de los calzones, pues San Benito los prohibió permitiendo sólo usarlos cuando debían salir del monasterio, con la obligación de devolverlos a su regreso. En el siglo VI San Fructuoso recomendó el uso de ellos a los que servían en el Altar, de acuerdo a las antiguas leyes hebreas. Más tarde, Santa Hildegarda recomendaba emplearlos “por honestidad masculina y por respeto a los demás”. Y ésta, dijo Moda, resultó ser una de las primeras manifestaciones de pudor masculino que tomaría siglos definirse. “Pero hay mucho por decir”, agregó Vanidad y yo de inmediato le contesté que me interesaba todo lo que las dos tenían que contar al respecto, pero que lo dejaríamos para nuestra siguiente entrevista. Quedaron de acuerdo. Por mi parte diseñé estos modelos, mientras ellas continuaban enfrascadas en el mismo tema.

Diseños modernos
Diseños modernos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anteriorEl dinero y la felicidad
Artículo siguiente¿Cómo manejas las situaciones que no son lo que quieres que sean?  
LA INDUMENTARIA SEGÚN MODA Y VANIDAD siglo XVI, parte 2 de 3
Kalóniko (Lupita Garnica) Durante más de cuatro décadas fue la asistente personal del periodista mundialmente conocido Jacobo Zabludovsky. En ese tiempo aprendió la mecánica del periodismo, misma que aplicó a su afición preferida: investigación de la historia de la indumentaria. En Televisa creó y dirigió una serie de cápsulas acerca de la historia del traje, transmitida tanto en Televisa como Galavisión con cobertura internacional. Produjo un videocasete sobre la historia del traje con tres horas y media de duración. En prensa publicó artículos acerca de la historia del traje ilustrados con diseños suyos en los diarios Novedades, Ovaciones, El Heraldo de México, Summa y colaboró en el periódico Reforma con una columna semanal que también fue subida a Internet con el título de Moda y Vanidad, durante más de diez años. Sus artículos fueron solicitados en las revistas: Varón, Vogue, Hombre Saludable, Voices of México (en inglés), la revista Carolina y la revista española Dunia. Ha editado en México el libro “La historia del traje“ con Editorial Diana, ahora de Planeta, y en España “Caprichos de la moda“ con la Fundación Hispano-Mexicana Castilnovo, Madrid 2011. Libros inéditos: “Trajes típicos de las Américas“, “Diccionario del vestuario“ y “Así te ven, así te tratan“. Actualmente vive en Benidorm (Alicante) España y es coautora del blog: www.kaloniko-nykur.blogspot.com Diseñadora de modas, de todos sus dibujos y de las portadas de cuatro libros y un disco LP.