El ex secretario de Justicia, William Barr, dijo el jueves que la conducta del presidente Donald Trump cuando una turba violenta irrumpió en el Capitolio constituyó una “traición a su puesto y sus seguidores”.

En un comunicado a The Associated Press, Barr dijo que “organizar a una turba para presionar al Congreso es imperdonable”.

Barr fue uno de los más fieles y fogosos defensores de Trump en el gabinete.

En la víspera, manifestantes armados irrumpieron en el Capitolio, obligaron a suspender la certificación del triunfo del presidente electo Joe Biden y a huir de las cámaras.

Barr renunció el mes pasado en medio de tensiones provocadas por las denuncias infundadas de fraude electoral y la investigación del hijo de Biden.