Si planea un viaje a los Estados Unidos, debe llevar los resultados de pueba viral (NAAT o prueba de antígeno) no mayor a tres días con resultados negativos de COVID-19 a partir del 26 de enero del 2021, como lo  establecieron los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades).

La orden es aplicable a todos los pasajeros mayores de 2 años, incluyendo ciudadanos estadounidenses y residentes legales.

Si tuvo COVID-19 deberá presentar “documentación de recuperación” que incluye una carta de su médico o funcionario de salud pública indicando que esta autorizado para viajar, así como su prueba viral positiva. Para más información consulte aquí los Requerimientos.

Los CDC recomiendan realizarse otra prueba de 3 a 5 días después de haber llegado, así como permanecer en casa por 7 días tras un viaje, lo que ayudará a que en las comunidades estadounidenses se reduzca el contagio del COVID-19 debido a las infecciones relacionadas con viajes.

El CBX informó que de momento no requiere presentación de prueba negativa.