En el marco de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), de Madrid, España, fue premiado con el primer lugar el video El Camino Espera (The Road Awaits), producido en Baja California para promover los atractivos de esta entidad.

Esta pieza audiovisual, de aproximadamente dos minutos, muestra múltiples historias de personas que viven la experiencia de disfrutar Baja California,  la calidez humana de esta región y sus extraordinarios paisajes.

La producción fue promovida por el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST), como parte de la campaña del mismo título del video que se lanzó este año para estimular la reactivación económica al mostrar las bondades turísticas de la entidad.

Durante FITUR, uno de los eventos turísticos más importante de Iberoamérica y punto de encuentro para profesionales del turismo mundial, se realizó el concurso Travel Video Competition, y la producción bajacaliforniana fue galardonada con el premio Best International Video Promoting a Region FITUR 2021. El reconocimiento fue recibido por la Subsecretaría de Turismo Federal (SECTUR), que representa al Gobierno Mexicano en el encuentro internacional.

La agencia creativa detrás de la campaña es Back To One, dirigida por Carolina Hernández Tripp y la producción fue realizada por la galardonada empresa bajacaliforniana Spécola. La pieza promocional fue dirigida por el reconocido realizador Alejandro Montalvo.

The Road Awaits es una muestra de la creatividad y producciones audiovisuales de gran calidad que se realizan en Baja California, por parte de jóvenes talentos, además de que el uso del cine y el video es un instrumento promocional de gran impacto ante el mundo, apoyado con las herramientas digitales adecuadas.

Se trata de un rodaje elaborado en 45 días y una postproducción de ocho meses de trabajo, justamente durante la pandemia, tiempo en el que se trabajó intensamente para esperar el momento de reactivar la economía en la nueva normalidad.

Mención especial merece la música original que fue compuesta por el músico Eduardo Amezcua y musicalizada por la orquesta de Baja California a cargo de su director Eduardo Pesqueira.