México ha solicitado a los Estados Unidos que aporten 108,4 millones de dólares mensuales para financiar la implementación de dos programas de empleo en Centroamérica.

Como parte de los esfuerzos para atender las causas estructurales de la migración en la región, Estados Unidos acordó la semana pasada colaborar en la expansión del programa de empleo de plantación de árboles Sembrando Vida (Sembrando vida) y el esquema de aprendizaje Jóvenes Construyendo el Futuro.

Los programas, iniciativas emblemáticas del gobierno federal, aunque presuntamente teñidas de corrupción,  se implementarán en Guatemala, Honduras y El Salvador.

México quiere que Estados Unidos entregue $ 86,4 millones mensuales para Sembrando Vida y $ 22,03 millones mensuales para Jóvenes construyendo el futuro, según el diario Milenio, que obtuvo un documento entregado a funcionarios estadounidenses en conversaciones bilaterales de alto nivel en Washington DC el jueves pasado.

México propuso que el financiamiento se proporcione a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, comúnmente conocida como USAID. México diseñará los programas y les brindará apoyo técnico, según el documento titulado Una visión común para la región .

El gobierno federal propuso la participación de 240.000 guatemaltecos, hondureños y salvadoreños en Sembrando Vida y de 90.000 personas de 18 a 29 años en Juventud Construyendo Futuro. Los participantes en ambos recibirían $ 360 por mes.

Los beneficiarios de Sembrando Vida también tendrían la oportunidad de estudiar en escuelas agrícolas, según el documento. México reconoció que una barrera para el programa podría ser la incapacidad de los participantes para encontrar tierras en las que plantar árboles frutales y maderables. Sin embargo, se implementarán planes para facilitar el acceso a la tierra, dijo.

El programa de aprendizaje brindará capacitación y apoyo financiero a jóvenes centroamericanos por un período de dos años. Está previsto que participen en el programa unos 5.000 lugares de trabajo, que probablemente comenzará en algún momento del próximo año.

El presidente López Obrador dijo a principios de este año que Estados Unidos debería emitir visas temporales a los centroamericanos que trabajen en Sembrando Vida durante tres años. Pero Estados Unidos ha mostrado poco interés en la propuesta.

Sin embargo, México y Estados Unidos firmaron un memorando de entendimiento en junio para establecer una asociación estratégica para abordar la falta de oportunidades económicas en el norte de Centroamérica.

Después del Diálogo Económico de Alto Nivel de la semana pasada en Washington, la Casa Blanca dijo que Estados Unidos y México “identificarán oportunidades complementarias y cooperativas para mejorar los medios de vida a través de la creación de empleos y oportunidades en el corto, mediano y largo plazo en El Salvador, Honduras, Guatemala y el sur de México ”.

La mayor cooperación entre los dos países se produce cuando un número récord de migrantes ingresa a México en ruta a Estados Unidos, mientras que más de 212.000 migrantes fueron detenidos en Estados Unidos en julio después de cruzar ilegalmente la frontera. La cifra fue el total mensual más alto en más de 20 años.