La constitución en 1882 de como cabecera Político Administrativa del Partido Norte de , da como consecuencia cuatro años después la edificación del Cuartel de la Compañía Militar Fija, ahora , y Bien Inmueble del Patrimonio Cultural y Monumento Histórico por Determinación de Ley, en custodia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

El pasado fin de semana,  en los festejos del 140 aniversario de Ensenada como asentamiento urbano, el patio de éste edificio fue escenario de la primera entrega de reconocimientos que hace un Gobierno Municipal a los miembros del Consejo de la Crónica de Ensenada, por lo que a nombre del INAH el antropólogo Jaime Vélez Storey dio la bienvenida a los presentes tras destacar que luego de dos años de permanecer cerrado por obras de remodelación, el edificio histórico abrió por este día sus puertas como homenaje a los cronistas.    

El director del Centro INAH Baja California anunció que, entre los trabajos de obra, realizados en las instalaciones en los dos últimos años, está el cambio total del piso del patio central, la renovación del sistema eléctrico, los sanitarios, las escaleras de acceso al segundo piso, y ahora se está en la aplicación de la pintura a cal que requiere el edificio construido con adobe. Por lo que se espera muy pronto poder anunciar la reapertura del museo al público.  

El edificio que alberga al Museo Histórico Regional de Ensenada, fue construido en 1886 a base de adobe y piedra; ha cumplido las funciones de juzgado, subprefectura política, cuartel militar, y también las de cárcel, hospital, escuela; fue sede de la Infantería de Marina. Es monumento histórico bajo la custodia del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Lo que motivó su construcción al final del siglo XIX fue la necesidad de contar con un local para el juzgado y Sub-prefectura del Partido Norte, Baja California era territorio. En 1886, se levantó un solo piso en el costado colindante con la avenida Gastélum; poco después se destinó a cuartel general de la Compañía Fija. Las fuentes señalan el año 1887 como la fecha de construcción del segundo piso y sus áreas laterales. 

Es el único museo en el estado de Baja California que fomenta de manera estratégica la preservación, la conservación y la difusión del patrimonio cultural de la zona; integra el trabajo interdisciplinario de los investigadores del Centro INAH en Baja California, incluidos los objetos únicos productos de investigaciones, sobre todo de tipo paleontológico y arqueológico, que se exhiben en sus espacios.

Cuenta con seis salas con exposiciones permanentes, con información actualizada sobre arqueología, paleontología, antropología física, etnografía, lingüística e historia de la región; cuenta con espacios para muestras temporales y el patio se utiliza para eventos culturales y exposiciones. 

Detalles relevantes del museo

La fachada del inmueble sigue conservando las características propias de una construcción militar, torretas con aspilleras y almenas coronando la parte alta del edificio, así como las simbólicas balas de cañón. La puerta principal se amplió en algún momento de su historia posterior a la época en que fungió como cuartel militar. 

En el interior de la sala izquierda todavía se puede caminar entre las barracas que ocupaban los soldados, y ser testigo de un mural elaborado al inicio del siglo XX, único en su tipo en Baja California y evidente huella y punto de partida de un fuerte ejercicio de identidad cultural que desde entonces está en constante elaboración en la frontera.