La Confederación Patronal de la República Mexicana () exigió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador considerar el factor económico y las relaciones comerciales con antes de eliminar el horario de verano, el cual no ha generado ahorros  significativos en 26 años de su implementación.

“Es prudente que en se fije un horario permanente que coincida en ambos  lados de la frontera, en el que se procure la relación comercial del país y el bienestar de las  personas”, dijo el organismo dirigido por José Medina Mora Icanza.

Según el sindicato patronal, la alineación de horarios es fundamental por el dinamismo en la relación bilateral  que se traduce en más de un millón de personas y más de 300,000 vehículos que cruzan la  frontera entre ambos países diariamente.

En sus 26 años de aplicación, el horario de verano no ha significado grandes  ahorros para los mexicanos, aunque sí se relaciona con afectaciones a la salud, revela un análisis realizado por las comisiones de Salud y Energía de la Coparmex.

Hoy consideramos pertinente que más allá de eliminar el horario de verano en nuestro país, se fije uno que nos permita alinear las operaciones comerciales con sus principales socios comerciales, apuntó la organización patronal.

En marzo de 2022, el Senado de Estados Unidos aprobó la permanencia del horario de verano, aunque  aún debe ser aprobado por la Cámara de Representantes y luego promulgado por el presidente Joe Biden.

Mientras Estados Unidos busca suprimir el cambio de  hora y quedarse con el horario de verano para tener mañanas más oscuras y tardes más  luminosas, en México se pretende hacer lo inverso, eliminar el horario de verano para que se utilice de forma permanente el horario de invierno.

Agregó que la determinación acerca de la permanencia o no del horario de  verano debe ser el resultado de un análisis minucioso de los beneficios y perjuicios que esta  decisión puede dejar en el ámbito económico, comercial y a la salud.

“En el horario de verano la luz natural se  desplaza de forma antinatural una hora más tarde, existen evidencias que señalan que esto  tiene efectos en el sistema nervioso, lo que genera irritabilidad, somnolencia, dificultad para  concentrarse, problemas para conciliar el sueño y menor productividad”, apuntó.

La implementación del horario de verano logró un ahorro económico de 1,359 millones de  pesos, esto significa un ahorro en consumo de 945.29 GWh y en demanda de 591.72 MW, además se evitó la emisión de 498 mil toneladas de CO2 equivalente.

“Toda vez que este ahorro es similar al consumo de energía de 8.3 millones de lámparas  fluorescentes compactas autobalastradas prendidas las 24 horas del día durante un año, vale  la pena analizar de dónde, al eliminar el horario de verano, el gobierno obtendrá los recursos  para compensar el ahorro que se estaba logrando y si será la Comisión Federal de  Electricidad (CFE) quien cubra el costo de la luz que se utilizará en el alumbrado público”.

Hoy es indispensable fijar un horario que permita alinear las operaciones  comerciales de nuestro país, pero que esté enfocado en preservar la salud y el  bienestar de las personas, concluyó la Coparmex.