• El día de hoy se refrendó un profundo compromiso con la y a la defensa del sistema electoral que permite la coexistencia de la diversidad y la substitución de los gobiernos por vías pacíficas y participativas. 
  • Ocho reformas se llevaron a cabo entre 1977 y 2014 donde fue necesario edificar autoridades electorales autónomas, tribunales capaces de desahogar la aguda conflictividad, construir condiciones equitativas de la competencia, puertas de entrada y salida para las distintas corrientes políticas que cristalizaron en partidos, y de manera paulatina pero sistemática nos acostumbramos a la diversidad, a las contiendas competidas, a las alternancias en los ejecutivos, a los congresos plurales y a los mecanismos de diálogo, negociación y acuerdo que los mismos reclamaban, comentó José Woldenberg.

Este domingo se reunieron en el Monumento a la Revolución ciudadanos de diferentes orientaciones políticas, militantes de partidos, integrantes de organizaciones sociales y personas sin filiación política, en donde se estimó que en la Ciudad de asistieron más de 300 mil ciudadanos a la mega en defensa al Instituto Nacional Electoral () y la democracia en México.

Gracias a la amplia respuesta a la convocatoria participaron más de 50 ciudades de todo el país tales como de la zona metropolitana de la CDMX, Aguascalientes, Tijuana, San Luis Potosí, Chihuahua, Guadalajara, Monterrey, Saltillo y Mérida por mencionar algunos. Además,  más de 45 organizaciones de la sociedad civil como Sélvame el Tren, Misión Rescate México, México Unido, Chalecos México y UNID@S  entre otras,  se unieron por la defensa de la democracia y el INE que hoy sufre la amenaza de una que implica un retroceso sustantivo que violaría los derechos de las y los mexicanos.

Hoy México tiene claro el objetivo y es defender el sistema electoral en donde varias generaciones construyeron y que ha permitido la convivencia y competencia de la pluralidad y la estabilidad política, la trasmisión pacífica de los poderes públicos y la ampliación de las libertades.

Durante su mensaje José Woldenberg, Ex presidente del Instituto Federal Electoral de México expresó, “Estamos aquí ejerciendo nuestros derechos. El derecho a manifestarnos, a opinar, a reunirnos de manera pacífica para expresar nuestras preocupaciones y aspiraciones. Somos parte de una marea de opinión que aprecia y defiende la democracia.

Como país fuimos capaces de edificar una germinal democracia. Dejamos atrás el país de un solo partido, de un presidencialismo opresivo, de elecciones sin competencia ni opciones auténticas, de poderes constitucionales que funcionaban como apéndices del Ejecutivo, de medios de comunicación mayoritariamente oficialistas, para abrirle paso a la expresión y recreación de la diversidad política, a elecciones libres, disputadas y creíbles, a Congresos plurales, gobiernos de diferente orientación, pesos y contrapesos en el entramado estatal y sin duda una espiral virtuosa que amplió el ejercicio de las libertades.”

También comento que “es un problema mayúsculo, el que nos ha traído aquí, el que nos obliga a salir a las calles, el que se encuentra en el centro de la atención pública, es que buena parte de lo edificado se quiere destruir desde el gobierno. Es necesario insistir en eso, porque significa no sólo una agresión a las instituciones existentes sino a la posibilidad de procesar nuestra vida política en un formato democrático.”.

Sin duda México no puede volver a una institución electoral alineada con el gobierno, incapaz de garantizar la necesaria imparcialidad en todo el proceso electoral, porque lo construido permite elecciones auténticas.

Por ultimo señaló que “las próximas citas electorales deben contar con las mismas garantías que las del pasado inmediato: padrón confiable, equidad en las condiciones de la competencia, imparcialidad de los funcionarios profesionales, conteo pulcro de los votos, resultados preliminares en la noche y por supuesto que ganadores y perdedores sean definidos por el de los ciudadanos y sólo por ellos. Hacemos un llamado a todos los grupos parlamentarios —sí, a todos— sin exclusiones ni excepciones, los que conforman las Cámaras del Congreso Federal y de los 32 congresos en las entidades, a que defiendan lo edificado en materia democrática y no conduzcan a nuestro país a una etapa venturosamente superada: la del autoritarismo que se auxiliaba de autoridades electorales a modo”.

UNID@S seguirán trabajando de la mano de la ciudadanía para evitar una destrucción y debilitamiento del INE y mantener unas elecciones estatales limpias en el 2024.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí