Pregunta: Tengo un hijo de 16 años y ya no sé cómo hablarle. Cada vez que le corrijo algo se pone de mal humor y me contesta mal. Soy su mamá y es mi deber corregirlo pero igual no parece servir ya que se enoja y no me hace caso. ¿Por qué se pone así?

Sofía M.

Pregunta: Tengo una amiga a la que aprecio mucho pero tengo un problema. El otro día le dije que el vestido que usaba la hacía ver muy gorda y se ofendió. Hace una semana le hice un comentario para ayudarla a que discipline mejor a su hijo y también se enojó conmigo. Yo trato de ayudarla y se lo digo con una buena intención pero no sé por qué no puede aceptar ningún comentario. ¿Debo callarme y no decir nada?

Nancy F.

¿Por qué la gente se molesta tanto cuando la critican?

Generalmente la gente se molesta cuando recibe un comentario que no estaba esperando y aún más, si nunca lo pidió. La crítica generalmente toma a la persona por sorpresa y toca temas sensibles que no necesariamente se quieren escuchar. Nadie disfruta que le digan que hacer o que le resalten sus errores.

La crítica generalmente se refiere a algo negativo y/o doloroso que hiere al orgullo propio. Inmediatamente causa incomodidad, irritación, culpa o el sentimiento de ser inadecuado. A esto la persona reacciona generalmente poniéndose a la defensiva.

Aunque se tengan buenas intenciones, hay ocasiones que es mejor callar y no criticar si es que se puede llegar a lastimar al otro o si la otra persona no está lista para recibirla. Hay que esperar el momento preciso para poder hablar para y que el otro pueda comprender el mensaje sin sentirse atacado, juzgado o lastimado. La verdadera finalidad es ayudar, no incomodar.

¿Qué es la crítica en esencia?

La crítica es una opinión o un juicio (positivo o negativo) que se hace frente a una situación. Puede fácilmente humillar y desanimar al otro. La crítica hace que la persona pueda sentirse incómoda, a la defensiva, se cierre, se ofenda y hasta puede hacer que se rebele y haga lo contrario de lo sugerido por la crítica.

Consejos para poder dar una crítica constructiva y efectiva
Antes de criticar es mejor pensar ¿cómo me gustaría que me dijeran esto sin que me duela?

La crítica debe ser:

  • Clara, concisa y no repetitiva
  • Basada únicamente en el beneficio de la persona que la recibe
  • En un tono de compasión, cariño y con un verdadero interés en ayudar
  • Acompañada de una prueba concreta y obvia que no requiera explicación
  • Lograr que el otro pueda tomar conciencia de lo que está haciendo para que lo pueda corregir
  • Positiva. Jamás condenar o atacar a la persona.
  • La crítica debe ser dirigida a las acciones del otro y no hacia su persona.
  • Evitar criticar en un momento de crisis. Buscar siempre el momento adecuado.
  • De ser posible, hablar acerca de una tercera persona para que el otro no se sienta agredido y no esté tan a la defensiva.

Consejos para recibir cualquier crítica

  • No tratar de defenderse
  • Tomar el comentario partiendo de un ojo noble y pensando que la otra persona tiene una buena intención y aunque sea cierta parte de razón.
  • Recordar que nadie es perfecto en este mundo y que es válido equivocarse
  • Pensar y aceptar el comentario como una posibilidad de crecimiento
  • Acordarse de que en general uno se toma el tiempo de criticar sólo a quienes quiere o por quien siente.

Recomendación: Acompañar con 10 porciones de amor por cada porción de crítica

Cuando se enfatiza y se antepone el cariño y el interés sobre la crítica es más fácil que la persona no se defienda y tenga un verdadero deseo de escuchar.

La crítica no es tan mala como parece

Cuando alguien nos critica no quiere decir necesariamente que piensa que estamos haciendo las cosas mal; a veces, simplemente piensa que ¡las podríamos hacer mejor!

Para poder mejorar es preciso aceptar los errores y las confusiones. Cuando este aprendizaje proviene de comentarios de persona que verdaderamente sienten cariño e interés genuino por uno, los comentarios pueden ser el regalo más valioso que uno pueda recibir.

Cuando se puede influir positivamente sobre otra persona, aquel que ayuda comparte parte del mérito de la superación y el bienestar de la persona a quien ayudó.

Rincón de la inspiración

Recetas para la vida© siempre está buscando como poder ayudar e inspirar. Hoy compartimos la receta para poder hacer de la crítica una acción positiva, menos dolorosa o incómoda.

Aprendiendo y creciendo con la crítica

Ingredientes:

  • 1 taza de cariño e interés
  • 2 rebanadas de buenas intenciones
  • 1 cucharada de verdad
  • 3 gotas de prudencia
  • 1 manojo de compasión

Condimentos:
Gentileza, serenidad y claridad

Precaución: criticar duramente se percibe como un ataque, hiere y no lleva a buenos resultados

Modo de preparación:

  1. Una crítica constructiva es una enseñanza valiosa. Una crítica dicha en un tono amable, genuino y con cariño ayuda a crear una conciencia de las acciones y los errores. Ofrece una buena oportunidad para crecer y desarrollar el propio potencial.
  2. La crítica puede salvar a uno de cometer aún más errores. Es incómodo y doloroso escuchar críticas, sin embargo es más penoso vivir repitiendo los mismos errores constantemente. Un buen consejo puede salvar hasta la peor de las crisis.
  3. Hay que reconocer que es difícil aceptar una crítica. Esta lastima el orgullo personal, generalmente llega inesperadamente y sin pedirla. Por lo tanto, es importante buscar las palabras, el momento y el lugar preciso para poder comunicar efectivamente y lograr un cambio positivo en la persona a la que se quiere ayudar.

“La indiferencia facilita la tolerancia de los errores. Cuando uno quiere de verdad sufre al ver que la persona querida se equivoca.”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.
Copyright © 2005-2010 Recetas para la vida TM. Todos los Derechos Reservados

Para leer la historia complete visítanos en nuestro sitio www.recetasparalavida.com Hay que tener valor para aceptar la crítica.recetasparalavida.com/receta131.html

¿Cómo puedes comer el pollo con mole sin que te critiquen?

¡Disfrutándolo y comiéndolo como te sientas mejor; ya sea con tortillas, con tenedor o cuchara; pero si lo compartes con tus familiares y amigos seguro que sabe mejor!

Descripción de la receta mole con pollo

Este es un platillo exquisito que para los que no lo conocen parece exótico y para los que lo conocen trae recuerdos y una tradición muy antigua. Es una mezcla de sabores deliciosa. Pollo, chile, anís, cilantro, cacahuate, chocolate, una verdadera delicia de la cocina mexicana.

¿Qué ingredientes necesito para preparar mole con pollo?

  • 4 pechugas de pollo,
  • 1 cebolla, picada finamente
  • 1 taza de pasta de mole,
  • 1 taza de salsa de tomate,
  • 2 cucharadas de aceite de oliva,
  • caldo de pollo
  • ½ cebolla cortada en rajas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rama de apio
  • 1 zanahoria picada
  • Ajonjolí tostado

Condimentos:

Sal y pimienta a gusto, una barra de chocolate abuelita, crema de cacahuate

Modo de preparación:

En una olla hervir 8 tazas de agua, agregar las pechugas de pollo con la ½ cebolla, los dientes de ajo, la rama de apio y la zanahoria. Dejar que se cosan por una hora, cuando el pollo esté listo sacarlo y deshebrarlo finamente.

Calentar el aceite de oliva en una cacerola, hasta que la cebolla se torne de color transparente. Agregar el puré de tomate, la pasta de mole y dos tazas de consomé de pollo previamente cocinado, dejar que hierva y mezclar constantemente. Agregar al gusto 2 cucharadas de crema de cacahuate y una barra de chocolate la abuelita, un poco de sal y pimienta y dejar que se cocine a fuego lento.

Cuando la salsa del mole tome una rica consistencia espesa, agregar el pollo desmenuzado, mezclarlo y dejarlo unos minutos a que se sazone. Cuando esté listo vierta este rico platillo en un platón extendido, esparza el ajonjolí y acompáñelo con arroz blanco o rojo y con tortillas calientitas.

Fuente: RecetasParaLaVida.com