Un platillo divertido y muy sabroso, bueno para fiestas donde hay muchos invitados ya que se sirve individualmente y son muy vistosos.

Ingredientes:

  • 1 lata de chiles jalapeños enteros
  • 1 lata grande de atún
  • 3 jitomates grades
  • 1 lata de salsa de jitomate
  • ½ cebolla blanca picada finamente
  • ½ manojo de cilantro picadito
  • 3 trozos de piloncillo
  • Aceite de olivo

Modo de preparación:

Los chiles:

  1. Abrir la lata y escurrir los chiles, lavarlos varias veces con agua fría para quitar el picante.
  2. Partirlos a la mitad y quitarle todas las semillas, volver a enjuagarlos, y sacarlos con una toalla.
  3. Freírlos con el aceite de olivo hasta que tomen un color más claro. Dejarlos reposar.

El relleno:

  1. Picar la cebolla y freírla con un poco de aceite sazonándola con sal, cuando esta se dore agregar un jitomate previamente picado también.
  2. Agregar media lata de salsa de jitomate dejar que se coser.
  3. Agregar un trocito de piloncillo y esperar que este se diluya y se mezcle, agregar el atún previamente escurrido y desmenuzado.
  4. Dejarlo que esto tome un hervor y suelte un buen aroma.

La salsa:

  1. En un satén grande con aceite de olivo freír rajas de cebolla sazone
  2. Agregar los dos jitomates que sobran cortados en trozos más grandes, el cilantro y el piloncillo que sobra, dejar sazonar en fuego lento.
  3. Agregar el resto de la salsa de tomate en lata.

Tomar un chile jalapeño, rellenarlo de atún preparado y colocarlo en la salsa de jitomate con piloncillo, repetir esto hasta terminar con todos los chiles, dejar que se cosan por unos 20 minutos cuidando que la salsa no se seque.

Para servir:

Se pueden servir de forma indicada en una cazuelita de barro colocando tres chiles y unos totopos de maíz o bien en un platón extendido adornándolo con cebolla curtida y cilantro picado.

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Hispanopolis se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Hispanopolis, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior¿Se puede terminar verdaderamente un gran amor?
Artículo siguienteDejar ir; hay que tener valor para soltar y seguir adelante
Prestigiosa columnista internacional en más de 10 periódicos y revistas que se publican y distribuyen desde Nueva York hasta Argentina Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora por tres años consecutivos del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club.