¡Qué cómodo  es  utilizar la culpa, dejar de tomar responsabilidad y justificar  a las circunstancias!  Después de todo no soy yo… a mí siempre me pasan estas cosas… todo esto se debe porque en alguna ocasión me  quedo esta costumbre… yo atraigo este tipo de situaciones…

Efectivamente hay situaciones  dolorosas, complicadas, o algo así parecido seguro que estas   suceden y dejan una marca difícil de borrar. Sin embargo estas no deben de ser la razón o el pretexto para poder tener una vida  rica llena de momentos memorables y bellos. Fluir y dejar que la vida ofrezca la oportunidad de sorprender y ofrecer una situación deliciosamente inesperada.

Vivir con culpa limita, paraliza y también envenena el alma; en realidad la vida es variada,  está compuesta de múltiples eventos los cuales, seguramente no  todos se relacionan entre sí, las cosas suceden.

También es cierto que hay personas que prefieren vivir  con una posición más cómoda,  así pueden dejar de luchar, tomar responsabilidad y poner todo  lo que sucede en el mismo saco; culpa;  aseguran que su destino proviene la misma raíz todo predeterminado y no hay escapatoria por lo tanto, no hay razón para esforzarse tampoco.

Olga asegura que todos sus problemas se relacionan con la muerte de su madre.  Su divorcio, sus amigas indiscretas, sus hijos rebeldes, su novio sin deseos de componerse… todo absolutamente todo tiene que ver con la dolorosa pérdida de su mamá

Si bien Olga es una mujer independiente, luchadora que trabaja, viaja por el mundo y tiene un buen ingreso, se lamenta y vive angustiada ya que asegura que su vida es un continuo sufrir. Cree que la muerte prematura de su madre es la culpable del fracaso de su matrimonio y que sus hijos se quieran ir a estudiar lejos e independizarse.

Ella, vive  convencida que por la culpa del sufrimiento que sintió  en su infancia a causa de la muerte de su mamá   se encontró una pareja que eventualmente la iba a dejara, lo que también lograría  que sus hijos quisieran alejarse de ella.

¿Cómo es posible que Olga  viva con la culpa de un evento que ella no puede ni pudo nunca controlar? Su madre, su divorcio y el crecer de sus hijos no son en sí el mismo tipo de abandono. No podemos pensar que hay una sola causa que nos hace lo que somos.

En realidad, no hay un ingrediente exclusivo, tampoco hay un platillo único. Aprender a vivir con la variedad y las múltiples combinaciones es lo que hace la cocina de la vida un lugar especial, diverso y con muchos distintos sabores que condimentan le san textura y un gusto especial a la vida.

www.recetasparalavida.com

La receta
Libérate de la culpa

Ingredientes:

  • 1 taza de  realidad; objetividad y  claridad para ver la vida
  • 2 cubos de responsabilidad;      conciencia de las acciones propias
  • 1 manojo de aceptación ; del      dolor y la perdida
  • 3 cucharadas de valor ; para      dejar ir, para soltar el pasado
  • 1 pizca de actitud positiva; gratitud,      humildad y buena disposición
  • 2 piezas de perspectiva; poner proporción      a la situación reconocer las diferencias
  • Variedad al gusto y según sea      necesario

Recomendación del chef: No voy a utilizar la culpa, ni voy a buscar excusas para evitar mi responsabilidad de mis acciones .yo solo  soy responsable de lo que yo hago, digo o pienso. Si mis relaciones no funcionan yo puedo y debo cambiarlas, el dolor y la culpa me estorban, me limitan y me quitan mi paz.

Modo de preparación:

  1. La responsabilidad otorga      libertad. Aceptar      la realidad y los retos individuales fortalece el carácter, motiva a la      toma de conciencia así como al crecimiento personal.
  2. La vida es el resultado de las  actitudes que se toman frente a las elecciones.       No se puede controlar los eventos que      suceden, cada uno de ellos tendrá su razón, además estos dejan su marca;      la cual se puede convertirse en un ancla  que hunde  y llena de culpa o como una luz que ilumina      e impulsa a seguir.
  3. Aceptar y dejar ir el dolor, los       errores y las fallas  es símbolo de madurez.  Despojarse del sentimiento inútil de      atapo por el pasado y dejar de vivir con autocompasión motiva  a el balance emocional, el crecimiento espiritual      y al desarrollo de las potencialidades personales.

“La culpa es un absurdo que solo  intoxica, limita y lastima ¿para que guardarla?”