Becky Krinsky / recetasparalavida.com

Que difícil es dejar de comportarse como uno está acostumbrado. Si la manera de ser es positiva ¡qué maravilla! ya que el comportamiento solo se repite y se mejora, logrando desde luego buenos resultados. Pero cuando el carácter y la manera de actuar son negativos, destructivos no conducen a nada bueno… estos comportamientos son las semillas que nutren y perpetúan los círculos viciosos que además de ser desgastantes, impiden que la persona se pueda mover.

Existen actitudes, pensamientos, y hasta creencias que se encuentran tan impregnadas en la personalidad de cada quien, que hacen que la persona actué en forma automática. Esta manera de funcionar hace que ciertos patrones de comportamiento se repitan en situaciones similares a pesar de que sean distintas circunstancias.

¿Te has sentido como atrapado en algún callejón sin salida porque crees que tu manera de ser no te deja avanzar? ¿Te has cansado de discutir por lo mismo sin poder encontrar una buena solución? ¿Te encuentras en medio de relaciones complicadas que no te dejan disfrutar la vida? ¿Reconoces que acciones haces que te llevan a atorarte en un círculo vicioso?

Los círculos viciosos, son espirales que jalan hacia abajo, creando un ojo de huracán que atrapa y solo gastan energía. Su propósito no es el de fluir o liberar a la persona del lugar donde se atoro. Esta fuerza atrae y hace prácticamente imposible que uno se pueda salir de ella sin lastimarse o hundirse por completo. Al aplicar las mismas conductas, en una forma cíclica y sin salida lo único que se puede lograr es obtener el mismo resultado una y otra vez.

Por ejemplo:

Discusiones con tu pareja – Si contestas mal… te contestan agresivamente, pero por estar enojado, cansado, frustrado etc. Se te olvida y en lugar de poder entablar una conversación, se inicia otra pelea, llegando a lo mismo, creando más de lo mismo.

Peleas con los hijos – No logras que tu hijo adolescente ordene su cuarto. A pesar de que le has dicho una y mil veces que debe hacerlo… sabes que no está sordo, pero también sabes que no te hace caso, y sin embargo se lo sigues pidiendo lo mismo sin cambiar tu técnica.

Quieres bajar de peso – todos los días te quejas de que quieres bajar X cantidad de kilos pero a la hora de la comida, comes pan, postre y horas después… te acuerdas que te sientes gorda y no sabes por qué no bajas de peso.

Parece demasiado obvio que si hacemos siempre lo mismo, usamos idénticas palabras y repetimos las actitudes una y otra vez, nos encontraremos ante el mismo escenario en distintos lugares.

Creo que ha llegado el momento de cambiar y dejar de vivir en la cadena de círculos viciosos que lejos de ayudar lastiman y limitan las posibilidades para vivir con alegría, felicidad y paz emocional.

Te propongo que salgas tu círculo. Empieza a intentarlo durante solo 24 horas y verás las sorpresas que te llevarás tú… y quienes te rodean salir es mucho más fácil de lo que parece, el chiste es querer salirse.

www.recetasparalavida.com

La receta

Libérate de círculos viciosos

Ingredientes:

  • 1 taza de conciencia – reconocimiento de las actitudes que crean los círculos
  • 2 cucharadas de valor – fortaleza para poder aceptar los comportamientos
  • 1 manojo de esfuerzo – acciones concretas para cambiar
  • 1 pedazo de deseo – ganas de querer mejorar y superase
  • 2 cubitos de determinación –convencimiento para salir de la zona de conforte

Recomendación del chef: Hay que atreverse a romper las rutinas que no sirven, haz cosas de una manera diferente a como acostumbras generalmente. Hoy da respuestas diferentes, toma caminos distintos. Imagínate un círculo en cada conversación que no te esté fluyendo y visualiza la manera de salir de él.

Evita los círculos viciosos

  1. Toda persona tiene el derecho de equivocarse y la obligación de corregirse. Es importante estar consciente de los errores y de las acciones que entorpecen las relaciones ya que estos son los mejores maestros que ayudan a mejorar y pulen el carácter.
  2. Cada quien debe de ser responsable de lo que se hace, dice y piensa. La vida no es solo de los otros. No se puede culpar a los demás por las acciones que uno hace, ni se puede vivir en tercera persona. Para triunfar es necesario escucharse, entenderse y hacer propio todas las acciones que se realizan.
  3. Todos tienen el poder de cambiar y de mejorar su vida. Toda persona que quiere dejar de sufrir y salir adelante puede hacerlo. La programación mental es la mejor técnica para combatir las resistencias internas y quitar los malos hábitos de raíz.

“Atrévete a vivir, lucha, descubre todo lo bueno que tiene la vida y las personas que te rodean, no te dejes caer en los círculos viciosos que solo hunden y entierran el alma”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.
Copyright © 2005-2015 © Todos los Reservados

Vista nuestra nueva página, reserva tu lugar para platicar con Becky nuestro nuevo servicio.

www.recetasparalavida.com vístanos en Facebook y en twitter también

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí