Ni más ni menos que exageradísima podríamos calificar la moda europea de peinados y tocados de la segunda mitad del Siglo XVIII. La variedad de estilos sólo tenía por límite la imaginación. Pregunté a Moda cómo lograban hacer esos monumentos y, para contestarme, recurrió a las caricaturas que se publicaban en aquella época, haciendo mofa de tan sofisticados estilos llamados pouf.

Caricatura
Caricatura

Para confeccionarlos requerían de ahuecadores de crin que daban la amplitud y altura deseadas. Vanidad intervino para contarme: “A los cabellos largos naturales les entretejían mechones postizos, adornando todo el conjunto con elementos del tema escogido, como aquellos que representan a los navegantes o la canasta de flores y frutas. Claro que tal moda no fue muy aceptada por las personas mayores, por lo que algunos idearon la forma de tener contentas tanto a las abuelas como a la juventud. Y, ¿qué crees que hicieron para lograrlo? El peluquero francés Beulard inventó los peinados de resorte, es decir, los que se podían bajar o subir según lo requiriese la ocasión. Muy listo… ¿no?”. Tanto Moda como yo nos reímos de los ademanes que hacía al contar esto.

Reina María Antonieta
Reina María Antonieta

Por otro lado, Moda relató la siguiente anécdota: “María Antonieta, la reina de Francia, se contaba entre los seguidores de esa corriente de peinados voluminosos e innovadores. Un día Vanidad y yo estábamos presentes, cuando a María Antonieta se le ocurrió obsequiar a su madre un retrato de ella donde lucía elevadísimo tocado. Nunca se imaginó María Antonieta la cara de disgusto que pondría la mamá quien, ni corta ni perezosa y como recatada dama, lo devolvió disgustada diciendo que debía tratarse de un error, pues la persona retratada no era su hija, la Reina de Francia, sino una cantante de opereta”. ¡Zas! -murmuró Vanidad-, y las tres comenzamos a reír.

Peinados altos
Peinados altos

“En cuanto a los sombreros varoniles –aclaró Vanidad- el más famoso fue el llamado de “tres picos“. Por cierto que los tres picos fueron obra de la necesidad, pues resulta que las hormas de los sombreros no quedaban bien ajustadas al óvalo craneal, por lo que a menudo tenían que levantar el ala para lograr su efecto ya que no quedaba bien de otra forma. Y como tú sabes que la necesidad es creadora de los inventores, a alguien se le ocurrió dividirla en tres partes, de donde surgió el famoso sombrero de tres picos”.

“Y hablando de los varones -intervino Moda- te diré que con la Revolución Francesa, terminada en 1799, la sociedad masculina sintió la necesidad de buscar en el pueblo lo práctico en su vestimenta dejando atrás los calzones y las medias para dar paso a los pantalones largos y anchos“.

Hombre con pantalón.
Hombre con pantalón.

Moda se quedó pensativa y de pronto volvió a tomar la palabra en tono acusatorio, y señalando a Vanidad dijo: “Ella, es la culpable de lo que te voy a contar acerca de la coquetería de las mujeres europeas de los siglos XVII y XVIII. Aquellas damas, motivadas por Vanidad, crearon técnicas muy ingeniosas para transmitir mensajes al sexo opuesto, como lo hicieron las japonesas al colocar en diferentes formas las agujas de sus tocados. Utilizaron las llamadas “moscas“ en la cara para sus mensajes, que en realidad se trataba de pequeños lunares negros hechos de tela. Las apasionadas se lo ponían en el rabillo del ojo, las juguetonas en un hoyuelo de la mejilla, las discretas en la barbilla, las deseosas de un beso en la comisura de los labios, las que se consideraban majestuosas lo colocaban en la frente. También existieron lunares encubridores, es decir, los que disimulaban algún grano indiscreto. Y te cuento más, cuando el granillo salía en la comisura de los labios y ahí colocaban la mosca, sucedía en ocasiones que algún despistado galán le daba el beso que él pensaba estaba esperando la dama en cuestión, llevándose tronada bofetada. A Moda le gusta recordar esos momentos entre risas”. También reí de buena gana, dando fin a esa conversación.

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Hispanopolis se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Hispanopolis, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorTania Alcala- A Spiritual Artist
Artículo siguienteSome Different New Year Reflections
Kalóniko (Lupita Garnica) Durante más de cuatro décadas fue la asistente personal del periodista mundialmente conocido Jacobo Zabludovsky. En ese tiempo aprendió la mecánica del periodismo, misma que aplicó a su afición preferida: investigación de la historia de la indumentaria. En Televisa creó y dirigió una serie de cápsulas acerca de la historia del traje, transmitida tanto en Televisa como Galavisión con cobertura internacional. Produjo un videocasete sobre la historia del traje con tres horas y media de duración. En prensa publicó artículos acerca de la historia del traje ilustrados con diseños suyos en los diarios Novedades, Ovaciones, El Heraldo de México, Summa y colaboró en el periódico Reforma con una columna semanal que también fue subida a Internet con el título de Moda y Vanidad, durante más de diez años. Sus artículos fueron solicitados en las revistas: Varón, Vogue, Hombre Saludable, Voices of México (en inglés), la revista Carolina y la revista española Dunia. Ha editado en México el libro “La historia del traje“ con Editorial Diana, ahora de Planeta, y en España “Caprichos de la moda“ con la Fundación Hispano-Mexicana Castilnovo, Madrid 2011. Libros inéditos: “Trajes típicos de las Américas“, “Diccionario del vestuario“ y “Así te ven, así te tratan“. Actualmente vive en Benidorm (Alicante) España y es coautora del blog: www.kaloniko-nykur.blogspot.com Diseñadora de modas, de todos sus dibujos y de las portadas de cuatro libros y un disco LP.