Que pecado tan grande no poder escuchar al universo y perderse en el abandono por miedo a confrontar la realidad.

Cuando uno se siente abrumado, cansado y aburrido. Cuando todo se ve igual y no se siente que avanza, o cuando uno está teniendo dificultades y más confrontaciones de lo normal, es posible que la vida esté dando un aviso que ha llegado ese momento donde se tiene que revisar lo que se está haciendo.

Quizá es el tiempo de parar, respirar hondo y… dejar de pelear con la realidad. Hay que reconocer que uno está en una situación límite que requiere trabajo y más atención, la alarma interna esta por encenderse. Cuidado.

La tendencia común cuando uno se siente desanimado, es el tratar de convencerse a uno mismo de que esta es una sensación pasajera, la cual pronto se va a esfumar ya que es algo natural. En realidad lo que está presenciando es un indicador claro de que algo ya no funciona. La manera de operar y los pensamientos que están nutriendo las acciones ya no están adecuados, por lo que se debe hacer ajustes y nuevos decretos personales.

Lo ideal sería que uno entendiera lo que sucede internamente y además hiciera los cambios necesarios, pero la verdad es que en la mayoría de los casos, no sucede así. La mayoría de las personas eligen seguir el camino fácil, no se toman estos asuntos con la seriedad que se debería y tristemente, se hace todo lo posible por negar el vacío que espanta tanto.

Los 5 grandes NO’s que se deben de evitar cuando surgen estas situaciones

  • No te tortures, estos sentimientos pueden ser constructivos.
  • No temas la sensación de vació y no los niegues – confrontarlos.
  • No te culpes- escucha y obsérvate.
  • No te justifiques- ponte a trabajar haz cambia, reacciona.
  • No te mientas, ni minimices lo que estás vivenciando – ver la realidad sin endulzarla

Los momentos de desánimo o crisis son los que crean situaciones límites que invitan a buscar cambios para poder recuperar la energía que se ha desvanecido, encontrar razones para sentir nuevamente alegría, para volver reír, crear y a vivir. Estos ciclos pueden ser, desde la simple rutina de la vida diaria, hasta enfermedades, el proceso normal de crecimiento, la partida de los hijos, divorcios, matrimonios, pérdidas, etc.

Quizá la manera más sana y positiva para sobrepasar estos tragos amargos que llegan sin pedirlos, podría ser, tratar de DEJAR de convertirse en víctima, evitar preguntas como: ¿Por qué me sucede esto? ¿Que hice para merecer tanta desgracia? etc… lo más útil será, reconocer la situación difícil buscar una solución. Misma que se encuentra en las manos de la persona que siente el desánimo.

La persona que no quiere o puede confrontar la realidad se hunde en su rutina, su desmoralización lo termina excluyendo de su propia vida, termina alejándose sus seres queridos y se pierde en un abismo que ni él ni nadie lo podrán ayudar a salir.
www.recetasparalavida.com

La receta

Recupera tu ánimo

Ingredientes:

  • 1 taza de valor – fortaleza para ver la realidad y aceptarla
  • 1 taza de calma – reflexión y análisis de lo que sucede y lo que se puede cambiar
  • 2 manojos de decisión- actitud segura y determinada para sobrepasar el mal rato
  • 1 cubito de esperanza – fe y pensamientos positivos, reconocer que algo bueno puede llegar
  • 2 cucharadas de acciones – movimiento, metas claras y establecer quehaceres diarios

Recomendación del chef: Cuando te sientas desanimado o preocupado no evites, ni niegues tu sentir, reconoce que ha llegado el momento de ajustar tu vida. Buenas cosas están por llegar. Arriésgate y busca la manera de ayudarte.

Como recuperar la motivación y las ganas de vivir:

  1. Poder ver los momentos difíciles como una prueba de resistencia y de superación disminuye la angustia y facilita la solución. Tu visión determina tu acción, cuando uno entiende que lo que sucede es una oportunidad para crecer y mejorar, la propia actitud es más positiva, se disminuyen los miedos y se quitan las culpas.
  2. La persona que se arriesga a cambiar a pesar de sus miedos siempre sale ganado. El esfuerzo y el trabajo que implica el cambio es siempre compensado por los resultados y los logros. Descubrir el potencial personal es una satisfacción que no tiene precio.
  3. Aprender a editar los pensamientos es el primer paso para poder confrontar el desánimo. La sinceridad y el poder enfocar positivamente lo que sucede ayuda a que los momentos difíciles se conviertan en retos accesibles y con posibilidades. Siempre piensa con enunciados positivos, concretos y reales.

“Campeón es aquel que es capaz de arriesgarse y cambiar la manera de actuar cuando las cosas ya no les funcionan”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2015 ¿Ya conoces nuestra página de Recetas para la recetas para la vida? ¡Quiero ser tu amiga!

Photo by

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Hispanopolis se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Hispanopolis, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorSome Different New Year Reflections
Artículo siguiente¿Por qué se debe de pedir perdón?
Prestigiosa columnista internacional en más de 10 periódicos y revistas que se publican y distribuyen desde Nueva York hasta Argentina Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora por tres años consecutivos del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club.