Por la calidad de su producción y la belleza de su paisaje, Valle de Guadalupe fue nombrado el segundo mejor destino para tomar vino este año, detrás solamente de Paso Robles en California.

Así quedó asentado en el portal neoyorkino especializado VinePair que publica una lista con los 10 mejores lugares para el mencionado fin.

Valle de Guadalupe

Dicho ranking fue elaborado por el ex chef profesional Tim McKirdy, especialista en cocina y ganador de diversos premios en dicha área, tanto en Londres como en Argentina.

Entre las cualidades que se destacan del Valle de Guadalupe está la calidad de sus vinos, la riqueza de su gastronomía y la belleza de sus parajes naturales.

Con estos valores, el Valle de Guadalupe deja atrás a otros importantes destinos en el mundo del vino como Italia, España, Francia y Argentina.

Valle de Guadalupe, destino turístico

Este destino se ha convertido en una parada obligatoria para los turistas que llegan a visitar Baja California.

Pero sobre todo, es el punto medular para quienes desean vivir la experiencia de la Ruta del vino por esta región.

Viñedos

Por la comunidad se han establecido diversas vinícolas que resaltan a un nivel internacional.

Tal es el caso de nombres como Decantos, Monte Xanic, Vena Cava y Lechuza Vineyard.

El maridaje perfecto

En un maridaje perfecto, Valle de Guadalupe figura también como un excelente destino gastronómico.

Chefs de renombre tanto nacionales e internacionales como Drew Deckman, Diego Hernández y el reconocido Javier Plascencia han establecido aquí sus propuestas.

Valle de Guadalupe

Además, bajo el concepto culinario Baja Med se ha promovido una dieta específica arraigada a los ingredientes locales y costumbres del lugar.

La infraestructura hotelera tampoco es problema. Hoy muchos de los viñedos ofrecen también una experiencia de hospedaje boutique, única y personalizada.

viñedos

Pero, igualmente, aparecen en el mapa otras opciones de alojamiento en ciudades cercanas como Tijuana.

De este modo no hay pretexto para no acudir al Valle de Guadalupe y disfrutar -como lo recomendó el experto-, de un buen vino, acompañado de bellísimos paisajes.