Una segunda ola de coronavirus en Estados Unidos es inevitable a finales de este año, dijo este miércoles el doctor Anthony Fauci, principal epidemiólogo del equipo de respuesta de la Casa Blanca a la pandemia.

“Si para entonces hemos implementado las contramedidas necesarias para abordar esto (la segunda ola) deberíamos poder hacerlo (enfrentarla) razonablemente bien”, dijo Fauci en entrevista con CNN.

Sin embargo, Fauci volvió a advertir que si el país no está preparado, podría tener una mala recaída y pasar un mal invierno, como mencionó la víspera.

Este miércoles, Estados Unidos superó las 60 mil muertes por COVID-19, llegando a 60 mil 966, mientras el número de contagios llegó a un millón 39 mil 909 casos desde el inicio del brote.

El funcionario también dijo que si los estados alivian las restricciones por COVID-19 demasiado rápido, el país podría ver un aumento que le llevaría “de vuelta al mismo barco en que estábamos hace unas semanas”.

En contraste, el presidente Donald Trump afirmó el martes que “los peores días de la pandemia” en Estados Unidos “han quedado atrás”, ante lo cual Fauci se muestra escéptico. Trump también se mostró seguro este miércoles de que el coronavirus “se irá, será erradicado”, durante una conferencia de prensa.

Anthony Fauci también señaló que el gobierno federal debe proporcionar orientación y asistencia estratégica para que los estados puedan aumentar el número de pruebas realizadas.

Fauci remarcó lo indispensable de la colaboración entre niveles de gobierno, en un discurso que tampoco corresponde al cien por ciento al del presidente Trump durante el último mes.