Es cierto que el coronavirus SARS-CoV-2 no ha aplicado discriminación alguna a la hora de contagiar a los seres humanos. Se ha propagado por más de 200 regiones en todo el mundo infectando a más de 10 millones de personas en tan solo siete meses (teniendo como punto de referencia el anuncio de diciembre de 2019).

También hemos visto que algunas comunidades se han visto más afectadas que otras, incluso dentro de una misma jurisdicción. Sí, los datos oficiales indican una mayor tasa de contagios entre ciertos grupos en comparación con otros que residen en el mismo territorio y que han aplicado las mismas medidas de contención.

Hace poco hablamos de ello. Los datos oficiales sugieren que más personas negras mueren por COVID-19, y esto no parece ser debido a que el virus los afecte más que a los blancos. La tendencia se debe a una amplia brecha racial en el acceso a los sistemas de salud y en las condiciones de vida en general que ha existido durante años en los Estados Unidos particularmente, y que aparentemente sigue latente en medio de esta emergencia.

Coagulación anómala de la sangre causa eventos trombóticos en pacientes de coronavirus

Pero ahora un nuevo estudio ha revelado que no solo los afroamericanos han sido afectados de manera particular por la pandemia. Según un artículo publicado en Journal of the American Medical Association, las comunidades hispanoamericanas que residen en el área de Baltimore-Washington, DC, Estados Unidos, presentan tasas desproporcionadamente altas de contagios con COVID-19.

Tasas de contagio elevadas entre hispanoamericanos

Un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore analizó los datos de casi 38,000 pacientes que se sometieron a pruebas de SARS-CoV-2 en el Sistema de Salud Johns Hopkins.

Encontraron que 16 por ciento de ellos dio positivo, pero que la proporción de contagios fue mucho mayor en un grupo en particular. En su documento, reportan que casi 43 por ciento de los casos correspondían a pacientes hispanos, en comparación con aproximadamente el 9 por ciento de los blancos y el 18 por ciento de los pacientes de raza negra.

Jóvenes hispanoamericanos se contagian más

Los autores indican que el estudio no se enfocó en descubrir las causas detrás de las tasas de contagio encontradas, pero sí extrajeron algunas características dignas de mención. Los pacientes hispanoamericanos que dieron positivo para el coronavirus por lo general eran más jóvenes.

En un rango de edad entre 18 y 44 años, más del 61 por ciento de los casos positivos eran hispanoamericanos, mientras que aproximadamente 28 por ciento de los casos confirmados eran pacientes blancos y negros.

Los investigadores también observaron que los pacientes hispanoamericanos tenían menor riesgo de ser hospitalizados. Siendo específicos, 29 por ciento de los pacientes hispanoamericanos requirió hospitalización, mientras que 40 por ciento de los pacientes blancos y negros la requirieron.

Esta menor propensión fue atribuida o relacionada con que los contagios ocurrieran en personas jóvenes. Recordemos que COVID-19 puede generar complicaciones graves en personas de mayor edad. Aunque otra investigación sugirió que las personas de color tienen mayor riesgo de sufrir consecuencias más graves por la nueva enfermedad.

Debemos destacar que estos resultados corresponden solo a la región de Baltimore y Washington DC, donde la población hispana no es especialmente abundante. Sin embargo, entre los 4,169 incluidos en este estudio, las tasas de contagio fueron lo suficientemente altas como para merecer atención.

“Los datos corroboran lo que hemos estado viendo en las salas”, dijo la co-investigadora Dra. Kathleen Page, profesora asociada de medicina en Johns Hopkins. Las causas pueden ser variadas pero se cree que puede atribuirse al limitado acceso de esta comunidad a los servicios de salud.

Pero también tiene peso el hecho de que muchos de estos suelen ser trabajadores esenciales y no pueden quedarse en casa. Además, suelen vivir con grandes cantidades de personas, lo que hace difícil que cumplan el distanciamiento social, y esto estimula la propagación entre familiares.

Por el momento, estos resultados se suman a la evidencia creciente que sugiere que la pandemia de COVID-19 ha afectado en mayor medida a las minorías raciales en los Estados Unidos.

Referencia:

Hispanic Americans being hit hard by COVID-19. https://medicalxpress.com/news/2020-06-hispanic-americans-hard-covid-.html