Estados Unidos invocó el tratado comercial T-MEC para pedir al gobierno mexicano “consultas” para proteger a la , una marsopa en peligro de extinción, anunció el jueves (10) la Oficina del Representante Comercial de EE. UU. (USTR)

Si bien México ha tomado medidas contra la pesca ilegal en el Alto Golfo de California para evitar el tráfico de especies protegidas como la totoaba (un tipo de pez) y para proteger y conservar a la vaquita, el mamífero marino más amenazado del mundo, existe evidencia de que podría estar incumpliendo sus compromisos, dice la entidad en un comunicado.

“USTR está comprometida con la protección del medio ambiente y solicita esta consulta para garantizar que México cumpla con sus compromisos ambientales T-MEC”, afirmó Katherine Tai. “Esperamos trabajar con México para abordar estos problemas”.

Esta es la primera vez que un gobierno invoca las disposiciones ambientales del tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), que entró en vigor en julio de 2020.

La Secretaría de Economía de México confirmó que recibió la solicitud y dijo que coordinará el trabajo para implementar medidas para proteger a la vaquita en el marco del mecanismo ambiental del tratado.
La entidad detalló que este mecanismo comprende tres instancias: la primera entre los empleados técnicos; el segundo, entre los miembros del Comité de Medio Ambiente; y el tercero entre los ministros competentes de los partidos.

La Secretaría de Economía dijo en un comunicado que “coordinará el trabajo entre las distintas autoridades mexicanas y estadounidenses con el objetivo de presentar oportunamente los esfuerzos y medidas adoptadas para proteger las especies marinas en aguas nacionales”.

La vaquita es una especie endémica del Alto Golfo de California, México. Los datos más recientes indican que quedan al menos seis y probablemente menos de 19 vaquitas marinas, dijo el comunicado, según el cual este mamífero está amenazado en gran medida por las redes ilegales utilizadas para capturar camarones y totoabas.

“Los científicos sostienen que la especie sigue siendo biológicamente viable si tiene espacio para recuperarse”, explica la nota.

En las “consultas”, Estados Unidos también quiere abordar también la pesca ilegal de totoaba.

El representante comercial adjunto de USTR, Jayme White, dijo a los periodistas que Washington tiene “serias preocupaciones sobre la aplicación de las leyes ambientales de México” y que las conversaciones se centrarán en encontrar “una solución sostenible”.

Según el T-MEC, las consultas deben realizarse dentro de los 30 días y deben pasar al menos otros 75 días antes de que Washington pueda tomar medidas más drásticas.

Si no se llega a un acuerdo, podría imponer aranceles, pero altos funcionarios de la USTR consideran prematuro hablar de sanciones.