Por primera vez en la historia existe una bancada de federales y un diputado migrante chilango, quienes debieran garantizar, primero y antes que nada, su permanencia.

Y es que la creación de estas figuras político-electorales se dieron luego de un gran trabajo de investigación, cabildeo y pelea ante el tribunal electoral federal, que ordenó, a través de una afirmativa ficta, que se otorgaran diputaciones a la comunidad migrante mexicana.

Sin embargo, para que en la elección del 2024 se vuelva a tener representación migrante en la Cámara de Diputados federal y en el Congreso local de la Ciudad de hay que crear y aprobar leyes… y ahí es donde se pone complicada la historia.

Más de 30 millones de mexicanos viven fuera de México, en su mayor parte en Estados Unidos, y es necesario que se creen políticas públicas para ellos y por ellos.

No solo es un tema de remesas, sino de políticos fundamentales.

El doctor Daniel Tacher, el cerebro detrás del camino legal que se ha creado, alerta sobre la necesidad de que diputados migrantes, organizaciones y todos aquellos interesados en empoderar políticamente a la comunidad tomen acciones reales.

En la Ciudad de México, el camino debe ser más o menos el mismo. Raúl Torres, el diputado que representa a la comunidad migrante, lo sabe y ya está trabajando en ello.

Increíble que el mayor rechazo a crear estas diputaciones fue desde Morena, partido que metió controversias ante el tribunal para frenar la participación de los migrantes en el congreso de la capital del país.

El tiempo es otro factor que hay que considerar, pues la fecha límite para que se incluyan las figuras de diputados migrantes en el Código de Proceso Electorales Federal y local es junio de 2023.

Pareciera lejano, pero hay mucho camino que recorrer.

Más allá del voto

El desafío que vive la comunidad, explica el doctor Tacher, es que no solamente se debe legislar la figura, sino incluir el reconocimiento del derecho al voto de los migrantes en el exterior.

A nivel federal, la bancada migrante se elige por representación proporcional y no por voto directo.

Apenas la semana pasada, San Luis Potosí aprobó crear la figura de la diputación migrante, y otros estados ya trabajan en ese sentido.

No debemos olvidar que los migrantes son una fuerza vital para la economía mexicana, a través del envío de remesas a sus familias.

Pero no solo eso, son ejemplo de lucha, esfuerzo, valentía y deseo de tener una vida mejor.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí