El proyecto de limpieza de $5 millones en el valle del comenzará a principios de 2024, y su fecha de finalización será antes de finales de marzo, dijeron funcionarios el miércoles.

El martes, la Junta de Supervisores del Condado de votó 4-0 a favor de dragar canales de drenaje y construir una cuenca para el control de sedimentos y basura en los canales Smuggler's Gulch y Pilot.

El canal Smuggler's Gulch ingresa a Estados Unidos desde y corre hacia el norte hasta cruzar el Canal Piloto y desembocar en el Río Tijuana y finalmente al Océano Pacífico.

El financiamiento proviene de una subvención de $4,25 millones de la Junta de Control de Recursos Hídricos del estado para dragado y trabajos de canales y $750,000 del presupuesto del año fiscal 2023-24 del condado para mantener Smuggler's Gulch.

La vicepresidenta de la junta, Terra Lawson-Remer, dijo que el condado «está dando un paso adelante para abordar la crisis de las aguas residuales de Tijuana, no sólo abogando por una acción federal que se necesita desesperadamente, sino también literalmente arremangándose y limpiando el área con los recursos que tenemos».

Si bien las mejoras del proyecto «no solucionarán de forma permanente la catástrofe ambiental, significarán en el corto plazo que habrá menos inundaciones y menos basura fluyendo hacia nuestros océanos y comunidades», añadió.

La presidenta de la junta, Nora Vargas, calificó el proyecto como un «buen primer paso», demostrando a los residentes del área que el condado continuará con las mejoras.

El supervisor Jim Desmond dijo que la subvención estatal era importante para que el condado no esté «atado a toda la parte» del trabajo del canal.

La contaminación y las aguas residuales que fluyen a través de la frontera entre Estados Unidos y México han aumentado la preocupación pública, lo que llevó a que los supervisores votaran el 13 de septiembre para continuar con el estado de emergencia para la región.

Los funcionarios del condado dijeron que desde diciembre pasado, «una alarmante cantidad de 35 mil millones de galones» han fluido hacia territorio estadounidense, desde la planta de tratamiento de aguas residuales en Punta Bandera, México, impactando la costa de San Diego durante el verano.

A principios de este mes, el Distrito de Control de la Contaminación del Aire del condado anunció que estaba instalando sensores en el valle, luego de que los residentes informaran sobre el olor de los derrames de aguas residuales en el río.

Aunque normalmente sería parte de la agenda de la junta del miércoles, que incluye temas ambientales y de uso de la tierra, el plan del Valle del Río Tijuana se incluyó en la agenda del martes porque requería que cuatro supervisores aprobaran el financiamiento, dijeron funcionarios del condado, y Lawson- Remer estuvo ausente el miércoles.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí