Los griegos sentían incomparable inclinación por las proporciones armoniosas y el uso moderado de la energía física. A los romanos, –comenta Vanidad con orgullo- por el contrario les impresionaba el tamaño, los grandes volúmenes y el derroche desmedido. Por eso fue tan notorio el contraste del himation griego y la tebenna etrusca con la toga romana, pues aunque provenían de esas dos prendas, al triplicar la toga su dimensión, la convirtieron en algo muy especial y único.

Toga 1
Toga  

A pesar de que la función de la toga era envolver al cuerpo para cubrirlo, Vanidad se preocupó porque los romanos vieran un significado a su vestuario, utilizando el color de los bordados y así diferenciarlo. Por ejemplo, la toga praetexta fue confeccionada con tela blanca y una franja bordada color púrpura. Generalmente, la lucían los jóvenes menores de 16 años. La toga picta, ornamentada con bordados de oro, fue llevada por los generales victoriosos. La purpúrea, de color púrpura, era exclusiva de los emperadores. Moda interviene para decir que la colocación de esta prenda era motivo de un cuidado meticuloso, para lo cual empleaban muchas horas ante un espejo a fin de no perder la relación de un pliegue y otro, hasta lograr bellos efectos de elegancia estética.

ExomisYclavus1
Exomis y Clavus

La prenda que por lo regular, refiriéndome a los que no usaban toga por ser su actividad de índole diferente, fue una túnica que cubría el cuerpo hasta las rodillas. La confeccionaban con diversos materiales y a menudo fue provista de adornos como el clavus, formado con franjas en lana color púrpura. El exomis fue otro indumento de uso común entre los romanos, por cierto muy similar al de los griegos.

DalmaticaMasculina1
Dalmatica Masculina

Al romano le preocupaba en extremo su apariencia varonil, por lo que, según nos cuentan Moda y Vanidad, despreciaba la dalmática, túnica larga con adornos como el clavus y mangas excesivas, considerada afeminada, aunque siglos después, ya en la era cristiana, los romanos la adoptaron como su vestuario primordial, dejando para los cónsules y emperadores la voluminosa y poco práctica toga.

(Próxima semana Segunda y Ultima Parte)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior¿Por qué la competencia y la comparación?
Artículo siguienteLa indumentaria según moda y vanidad: Romanos, 2da. parte
Kalóniko (Lupita Garnica) Durante más de cuatro décadas fue la asistente personal del periodista mundialmente conocido Jacobo Zabludovsky. En ese tiempo aprendió la mecánica del periodismo, misma que aplicó a su afición preferida: investigación de la historia de la indumentaria. En Televisa creó y dirigió una serie de cápsulas acerca de la historia del traje, transmitida tanto en Televisa como Galavisión con cobertura internacional. Produjo un videocasete sobre la historia del traje con tres horas y media de duración. En prensa publicó artículos acerca de la historia del traje ilustrados con diseños suyos en los diarios Novedades, Ovaciones, El Heraldo de México, Summa y colaboró en el periódico Reforma con una columna semanal que también fue subida a Internet con el título de Moda y Vanidad, durante más de diez años. Sus artículos fueron solicitados en las revistas: Varón, Vogue, Hombre Saludable, Voices of México (en inglés), la revista Carolina y la revista española Dunia. Ha editado en México el libro “La historia del traje“ con Editorial Diana, ahora de Planeta, y en España “Caprichos de la moda“ con la Fundación Hispano-Mexicana Castilnovo, Madrid 2011. Libros inéditos: “Trajes típicos de las Américas“, “Diccionario del vestuario“ y “Así te ven, así te tratan“. Actualmente vive en Benidorm (Alicante) España y es coautora del blog: www.kaloniko-nykur.blogspot.com Diseñadora de modas, de todos sus dibujos y de las portadas de cuatro libros y un disco LP.