Ante las restricciones necesarias para prevenir contagios de Covid-19, las actividades ligadas a los segmentos de aventura y de naturaleza son una de las opciones que mejor puede ofertarse en Baja California, según un reporte de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST).

La dependencia indicó que Baja California cuenta con una gran oferta de sitios y atractivos turísticos para el recreo y práctica de estas actividades, con niveles de dificultad que van desde básico hasta avanzados.

Ante las limitaciones para eventos masivos y restricciones de movilidad, se dijo, el interés en estos segmentos ha ido en ascenso, ya que puede practicarse de manera autónoma o guiada, con distanciamiento social y sin limitaciones para la activación física.

Esta experiencia se puede complementar con una variada oferta gastronómica y cultural, especialmente en comunidades como San Antonio Necua, San José de la Zorra, El Mayor, Juntas de Nejí, Valle de la Trinidad, entre otros.

Nuestro Estado cuenta con 12 de los 13 senderos con balizamiento homologado de todo el país, de acuerdo con estándares internacionales, con información sobre distancia y ruta, nivel de dificultad, tiempo del recorrido e indicaciones para cuidar la flora y fauna, lo que abona a generar una experiencia segura para los usuarios.

Dentro del catálogo de Senderos Homologados en el Estado, destacan en Ensenada los senderos “El Pacífico”, “Mirador de Altar” y “Los Attenuatas”; en Playas de Rosarito, el “Parque Metropolitano”, “El Descanso”, “El Piloncillo” y “El Coronel”; en Mexicali, “El Centinela” y el recién inaugurado “El Ciempiés”; y en Tecate, “Cerro Bola” y “La Rumorosa”.

Por estas y otras condiciones, el turismo de aventura se ha posicionado como uno de los principales atractivos turísticos para los visitantes, y Baja California es considerada la Capital del Senderismo en México.

Adicionalmente, se cuenta con guías federales y estatales acreditados, que ofrecen una experiencia segura, con conocimientos de primeros auxilios en sitios remotos, y seguro contra accidentes, y ofrecen productos diferenciados, como la interpretación cultural, así como flora y fauna.

Según cifras del Adventure Travel Trade Association y la Universidad de George Washington en Estados Unidos, el turismo de aventura y naturaleza es el de mayor crecimiento, en comparación con otros nichos de mercado.

Se estima que los visitantes internacionales que arriban a México, permanecen alrededor de 10 días, con un gasto promedio de 947 dólares, y uno de cada cuatro realiza al menos una actividad relacionada con la naturaleza, aventura, ecoturismo o rural.

Baja California es una región única, con importantes reservas naturales, destinos de playa, desierto, valle y bosque, además de que existen 11 reservas naturales que abarcan aproximadamente el 38% del territorio, lo cual habla del basto potencial para el desarrollo de mayor oferta relacionada a estos segmentos.

Para mayores informes pueden consultar la página

https://bajacalifornia.travel/certified-adventure-pro-guides/