El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anuló “metering”, la política de Donald Trump que limitaba el procesamiento de solicitudes de asilo en los puertos de entrada de la frontera, según un memorando del 1 de noviembre.

En español, “metering” significa dosificación. Con esta práctica, los agentes fronterizos rechazaban los trámites de las solicitudes de asilo de quienes llegaban a los puertos fronterizos para iniciar su proceso.

Asimismo, los inmigrantes rechazados los anotaban en una lista de espera y tenían que esperar al otro lado de la frontera, en México. A veces, esperaban durante meses o semanas, ya que los puestos no procesaban todas las decenas de solicitudes de asilo al día.

Se anula la política de limitar solicitudes de asilo, pero sigue vigente el Título 42

El memorando se aprobó en noviembre y se anula esa política. Sin embargo, aún sigue vigente el Título 42, una medida sanitaria aprobada por Donald Trump, y que Joe Biden la mantiene vigente.

Cabe destacar que con el Título 42, se permite rechazar en la frontera a la mayoría de solicitantes de asilo escudándose en el supuesto riesgo que suponen por la pandemia de Covid-19.

“Este memorando rescinde formalmente la política de dosificación de la administración Trump, que se utilizaba para hacer retroceder a los solicitantes de asilo que intentaban entrar en los puertos de entrada”, dijo la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) en un comunicado.

De igual forma, en la nueva guía se establece una visión para “el procesamiento legal y ordenado de las personas que solicitan asilo en los puertos de entrada”.

Entre otras mejoras, la CBP necesita acelerar los esfuerzos en curso para digitalizar los trámites en los puntos de entrada. Además de usar los datos para subir el rendimiento.