Para muchas familias mexicanas, diciembre es la temporada más esperada del año.  Es la época de decorar la casa, preparar platillos especiales y sacar los atuendos más abrigadores para protegerse de los estragos del frío.  Sin embargo, estas actividades, que para muchos representan el espíritu festivo característico de la Navidad, para otros pueden significar un riesgo importante para el control de los síntomas de los pacientes que tienen , llegando incluso a presentar crisis por varias razones.

El asma es una enfermedad que provoca inflamación crónica de las vías respiratorias, la cual genera episodios recurrentes de silbidos en el pecho (o sibilancias), dificultad para respirar, sensación de opresión torácica y tos. “Para algunas personas, los signos del asma se pueden desencadenar por el contacto de cosas que para el resto de la gente resultan totalmente inofensivas. En la época de Navidad suele haber circunstancias que pueden poner en contacto a los pacientes con estos desencadenantes y agudizar sus síntomas”, explica el Dr. Said Arablin, médico alergólogo e inmunólogo pediatra y gerente médico para Sanofi Genzyme.

Para que todos los integrantes de la familia gocen por igual de las fiestas decembrinas, te compartimos cuatro recomendaciones para mantener el asma bajo control en esta temporada.

  1. Retira el polvo de las decoraciones navideñas

Poner el arbolito y las decoraciones navideñas en familia es un momento de gran emoción. Sin embargo, recuerda que, por varios meses, las esferas, las luces y otras decoraciones han estado guardados, por lo que es lógico encontrar el polvo acumulado de todo un año. Por ello, es recomendable limpiar todas las decoraciones en una terraza o un patio con un paño húmedo para retirar la suciedad y el exceso de polvo.

El árbol de navidad también es un elemento que puede desencadenar alergias. Un árbol artificial suele guardar polvo y moho mientras que algunos tipos de árboles naturales pueden provocar alergias si el paciente está sensibilizado a los pólenes que contienen. En este caso, es mejor elegir otro tipo de árbol que no produzca polen o savia. Asimismo, se recomienda rociar el árbol con agua abundante para retirar residuos de polen, moho o pesticidas. Una vez seco, el árbol estará listo para ocupar su lugar especial en casa.

  1. Evita alimentos que desencadenan alergias

Las celebraciones de Navidad también se acompañan de platillos o bocadillos típicos de la temporada. Los pacientes con asma, en ocasiones, también tienen alergias alimentarias, por lo que es importante que eviten alimentos que conozcan pueden provocarles alguna exacerbación, como las nueces, los cacahuates, las almendras, los piñones o los camarones, alimentos que suelen ser muy utilizados en las ensaladas navideñas o en platillos típicos de la temporada.

  1. Lavandería y tintorería, tus mejores aliados para protegerte del frío

Cada año, los desajustes climáticos provocan olas de frío que parecen ser cada vez más extremas, por lo que sentimos la necesidad de estar más cubiertos.  Es habitual que la ropa de temporada y las cobijas extras hayan estado guardados en el clóset por mucho tiempo, por lo que es común que también acumulen ácaros de polvo, por lo que es importante lavar en seco o con agua tibia chamarras y cobertores para evitar desarrollar síntomas de alergia y crisis de asma en pacientes que están sensibilizados.

  1. Sana distancia con cualquier tipo de aromatizantes

Los aromas son parte del acompañamiento de las fiestas decembrinas.  Muchas personas gustan de complementar el entorno navideño con ambientadores eléctricos o difusores de aceite con aromas de bosque, manzana o canela.  Sin embargo, estas fragancias que para algunos resultan agradables, para las personas con asma pueden ser molestas o irritantes pues algunos pueden desencadenar signos de rinitis alérgica, como comezón en la nariz, escurrimiento nasal, estornudos o incluso una crisis asmática.

Una encuesta publicada en 2009 en la revista Journal of Environmental Health reveló que el 19% de las personas afirmó que los ambientadores les generaban problemas para respirar, dolores de cabeza u otro tipo de molestias.  De acuerdo con esta encuesta, las personas con asma fueron las más afectadas.

En esta temporada navideña, el Dr. Arablin recomienda: “es importante que las personas con asma moderada o grave identifiquen cuáles son los alérgenos que desencadenan sus síntomas, y tener un apego adecuado a su tratamiento para tener su enfermedad bajo control”, y complementa “una medida adicional de gran relevancia es vacunarse contra Covid-19 y contra influenza.  Ambas vacunas pueden evitar una hospitalización en el paciente con asma”.

Adicionalmente, en etapas moderadas o graves de asma, no solo se recomienda el control de los factores de riesgo o el uso de inhalador de forma adecuada, sino que el médico especialista considere tratamientos específicos para disminuir la inflamación a nivel bronquial, como son los biotecnológicos, para evitar la pérdida de la función pulmonar y disminuir el riesgo de exacerbaciones.

“Para el control óptimo de este tipo de enfermedades crónicas e inflamatorias se requiere de una comunicación constante entre médico y paciente y de un buen apego al tratamiento, aun cuando la persona se sienta bien”, concluye el Dr. Arablin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior¿Por qué se celebra el día de los derechos humanos?
Artículo siguiente2022 Sundance Film Festival Coming to San Diego, CA
Cuatro consejos para celebrar  esta Navidad sin ataques de asma
TijuaNotas.com es un medio periodístico ciudadano, creado y alimentado por ciudadanos e instituciones de la Sociedad Civil.Su objetivo es servir como medio ilustrativo de todo lo positivo que pasa, dejando el aspecto negativo para los otros medios.TijuaNotas.com es un espacio donde poder informarse, formarse, pensar, analizar y actuar informada e inteligentemente.