El estrés es un estado de angustia, preocupación o cansancio mental provocado por expectativas distintas a la realidad. Lejos de ayudar a la persona, tremían creando problemas y trastornos físicos y emocionales.

Mantener el estrés es un trabajo de tiempo completo, requiere de esfuerzo y mucha determinación. Si la persona se descuida, deja tan solo un momento de pensar en todos sus problemas, puede llegar a sentirse mejor y eso realmente es un problema.

El estrés es una condición que obliga a la persona a preocuparse, enojarse y angustiarse, sentimientos básicos para obtener el permiso legal para poder vivir enojado, aislado de las personas que le quieren y se preocupan por ellos.

Una persona que vive estresada, es un ser que vive en un prisión, el cual niega o evade cualquier acto que le pueda traer paz y alegría.

Curiosamente las personas que no pueden relajarse y tienen un alto nivel de estrés también son gente con una concepción un tanto desvalorizada de sí mismas. Simplemente, no pueden tolerar su propia presencia. El estrés es un buen pretexto para evadirse a sí mismo e impide tomar responsabilidad por cuestiones que están preocupando, duelen o se pudieran cambiar.

El estrés tiene una parte real y autentica, nadie puede negar su existencia, sobre todo cuando una persona se siente que se encuentra en una situación difícil o desafiante en cualquier ambiente que esto ocurra. Sin embrago, el estrés es 100% una condición mental. Por lo que sí se puede controlar, manejar o por lo menos disminuir. Sobre todo cuando la persona busca las herramientas y el apoyo necesario para superar esta condición.

¿Como?

El estrés es un estado mental, así que depende de la actitud y la disposición de la persona que lo sienta. Si esta, quiere y puede controlar. No es una tarea fácil, pero definitivamente es algo que si se puede lograr. Hay que cambiar la visón, buscar un aspecto positivo, encontrar soluciones prácticas, o ¿por qué no?, dejar de utilizar el estrés como un pretexto para renunciar al poder personal para poder mejorar la situación, los sentimientos y los problemas que definitivamente consumen y alienen .

Definitivamente el estrés es una opción, no una manera de vivir como muchas personas insisten. Cuando uno reconoce esta realidad, entonces puede tomar perspectiva y aceptar cualquier situación por más estresante y complicada que parezca, después de todo, esto, también tendrá que pasar….

La receta

Controla tu estrés

Recetas para la vida©

Libera tu estrés:

Ingredientes:

  • 1 taza de objetividad- acepta tu realidad sin exageraciones ni excepciones
  • 1 taza de perspectiva- ubica los problemas donde van, reconoce tus bendiciones
  • 1 manojo de confianza y fe- recuerda que todo se puede mejorar en un momento
  • 2 cucharadas de mente positiva – busca los aspectos que te nutren e inspiren
  • 1 sobre de disposición práctica – acciones concretas que ayuden a sentirte major
  • 1 cucharada de gratitud – agradece lo que tienes, disfruta y comparte
  • 1 cachito de paciencia – tiempo y distancia para dejar que las cosas fluyan

Recomendación del chef: Es importante aprender a controlar tu estrés. El no hacerlo puede terminar con tu salud física y mental. Evita lo que te lastima, resuelve lo que este bajo tu control, deja ir lo que no puedes cambiar, acepta tu realidad ten fe y confianza.

Como manejar el estrés;

  1.  Hay que reconocer cuando uno está en una situación o época estresante. Para poder controlar y manejar efectivamente la situación es importante aceptar la realidad. Ubicarse en el contexto y dejarse de pelear con expectativas irreales que solo crean ansiedad, incertidumbre y generan más estrés.
  2. Cambia tu actitud, redirige tu atención, fija tus objetivos en aspectos fáciles de controlar. Cuando se reconoce que el pasado no se puede cambiar, que el futuro se desconoce, uno aprende a valorar solo el momento presente que se vivencia. Ajusta expectativas, busca resultados y enfócate en lo que se puede controlar. Acciones concretas, específicas y positivas.
  3. Cada quien solo es responsable de si mismo. Sientes estrés, tú te tienes que controlar. Hay que hacer un esfuerzo continuo para no dejar que las emociones o los problemas te coman. Vivir relajado y contento quizá no aumenta los años a la vida, pero seguro si le da más vida a los años que vives.

“El estrés mata todo lo bueno que puedes tener, quita la habilidad de pensar con claridad, limita tu visión y te impide sentir paz, no te hagas víctima de tu estrés, libéralo y disfruta tu vida”.

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Hispanopolis se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Hispanopolis, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLa indumentaria según moda y vanidad (Persas)
Artículo siguienteRajas con elote en pastel
Prestigiosa columnista internacional en más de 10 periódicos y revistas que se publican y distribuyen desde Nueva York hasta Argentina Con su famosa columna Recetas para la Vida©. Ganadora por tres años consecutivos del premio de excelencia en periodismo del San Diego Journal Club.