A mediados del mes de agosto del 2023, la , anunció otro recorte de para Baja California en el 2024, esta vez de 99 millones de metros cúbicos de agua, proveniente del Río Bravo. Se trata del tercer recorte anunciado desde 2021 por parte de la CILA y se espera que el año entrante se anuncie otro para el 2025.

Para el Dr. Vicente Sánchez Munguia, investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), esta situación, propiciada por el cambio climático, va a continuar, por lo cual se han firmado diferentes actas atender las contigencia de manera coordinada entre ambos países. Aunado a ello, el especialista comentó que se contemplan varios proyectos para obtener nuevas fuentes de agua, sin embargo, puntualizó que lo principal es la reparación y actualización de la red de distribución (tubería y drenaje), dado que de nada serviría tener mayor volúmen de agua si ésta se pierde a causa de las fugas.

En cuanto a los usuarios, el Dr. Sánchez mencionó que es primordial, en las áreas urbanas, modificar los patrones de consumo y pagar al organismo operador el recibo. Mientras que para las labores agrícolas, lo importante sería implementar tecnologías de riesgo más eficiente, así como el tipo de agricultura que se practica. De igual manera, señaló que el tratamiento de aguas residuales es una gran oportunidad.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí