El Secretario General de la  Antonio Guterres, describió al nuevo informe producido por los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre (IPCC por sus siglas en inglés), “Clima Change 2022: Impacts, Adaptation and Vulnerability” (Cambio Climático 2022: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad en español), como “un atlas del sufrimiento humano” y una acusación que apunta al fallido liderazgo en materia climática.

El informe de 3676 páginas, se puede leer en inglés abriendo el link: https://report.ipcc.ch/ar6wg2/pdf/IPCC_AR6_WGII_FinalDraft_FullReport.pdf

Hoesung Lee, director del IPCC, el organismo que elabora los informes científicos que utilizan los políticos para tomar decisiones ha declarado: “Este informe es la segunda de las tres partes de las que consta el Sexto informe de evaluación del IPCC, es una advertencia urgente sobre las consecuencias de la inacción… Tomar medidas a medias ya no es una opción”, y agregó, “Las medidas que se adopten en el presente, determinarán la forma en que las personas se adaptarán y cómo la naturaleza responderá a los crecientes riesgos climáticos.”

“Los ecosistemas sanos son más resilientes al cambio climático y prestan servicios indispensables para la vida, como el suministro de alimentos y limpia”, aseveró Hans-Otto Pörtner, copresidente del grupo de trabajo II del IPCC.

“El informe es muy claro para nosotros y subraya la importancia de limitar el calentamiento global a 1,5 °C (respecto a la temperatura que había al inicio de la era industrial)”, señaló Thelma Krug, vicepresidenta del IPCC.

“Un dato muy contundente es que casi la mitad de la población mundial, entre 3.300 y 3.600 millones de personas viven en contextos altamente vulnerables al cambio climático”, señala Jofre Carnicer, profesor de Ecología de la Universidad de Barcelona, autor principal del capítulo 13 y especialista en impactos climáticos.

“Los riesgos del cambio climático sobre la biodiversidad se podrían incrementar bastante si se siguen trayectorias de aumentos de temperaturas de 2 °C. Esto se producirá sobre todo en ecosistemas que están en riesgo o son especialmente sensibles al cambio climático, tanto terrestres como marinos o de agua dulce”, aclaró Carnicer.

Proyecciones del informe

Además de propiciar un aumento de las sequías y de las lluvias torrenciales, el IPCC sostiene que el cambio climático causado por el hombre está impulsando el aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos y la intensidad de los ciclones tropicales.

El aumento de olas de calor, sequías e inundaciones ya ha superado los umbrales de tolerancia de las plantas y los animales.

El riesgo de extinción de especies amenazadas será catastrófico si no se toman medidas de mitigación. Con un calentamiento de 1,5 °C se extinguirían entre el 3 y el 14% de las especies terrestres. El informe señala que con un calentamiento de 2 °C,  estarían en alto riesgo de extinción hasta el 18% de todas las especies terrestres

A medida que los glaciares andinos y los casquetes nevados se reducen o desaparecen por completo, la cantidad de agua dulce disponible disminuye y en las próximas décadas, se agudizará más el problema en todo el mundo.

Los niños que crecen en América del Sur enfrentarán un número creciente de días con escasez y acceso restringido al agua, especialmente aquellos que viven en ciudades y áreas rurales.

El cambio climático, con sus eventos de inicio lento como el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos, está afectando de manera drástica y progresiva la biodiversidad y los ecosistemas de nuestro mundo.

Se incrementarán los riesgos para la sociedad, en particular para la infraestructura y los asentamientos costeros de baja altitud.

En este trabajo se recogen también los efectos en la salud física y mental de las personas. La exposición al humo de los incendios incrementa enfermedades cardíacas y respiratorias mientras que, la mayor frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos, está propiciando también que haya más traumas.

No todas las personas del planeta son igualmente vulnerables al cambio climático. La vulnerabilidad de algunos colectivos es tan grande que no hay posibilidad alguna de adaptación y una novedad del informe es que aparece el concepto del punto de no retorno social”.

Más allá de 2040 y dependiendo del nivel de calentamiento global, el cambio climático generará numerosos riesgos para los sistemas naturales y humanos. Múltiples peligros climáticos ocurrirán simultáneamente, y múltiples riesgos climáticos y no climáticos interactuarán, lo que resultará en un riesgo general compuesto y riesgos en cascada a través de sectores y regiones.

En este informe se reconoce la interdependencia del clima, la biodiversidad y las personas, y se integran las ciencias naturales, sociales y económicas más eficazmente que en las evaluaciones anteriores del IPCC.

Conclusiones

Salvaguardar y fortalecer la naturaleza es clave para asegurar un futuro habitable.

Con una acción rápida, podemos limitar algunos de los impactos más extremos en cuanto a su frecuencia y gravedad y ayudar a las personas y los ecosistemas a adaptarse a algunos de ellos.

El mundo no está reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), lo suficientemente rápido.

Las naciones se mueven con demasiada lentitud para aprender a vivir con los efectos destructivos. Las medidas de adaptación tomadas hasta el presente son insuficientes.

Los responsables de aplicar políticas deben lograr que la Tierra siga siendo un lugar donde vale la pena vivir, tanto para las actuales como para las futuras generaciones.

Fuente IPCC/AAPN

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales (AAPN)

Experto Comisiones Mundial de Áreas Protegidas (WCPA) y,

Educación y Comunicación (CEC)

Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)