La directora ejecutiva de ACLU San Diego e Imperial fue galardonada esta noche con el Ohtli, el más alto reconocimiento que otorga el Gobierno de México a miembros de la comunidad mexicana, por su papel en la defensa y protección de los derechos y libertades de muchos inmigrantes.

El premio “Ohtli”, que en náhuatl significa sendero o “camino”, honra a aquellos pioneros que han sido un ejemplo a seguir para otras personas de origen mexicano.

“Norma Chávez Peterson es defensora de derechos civiles en San Diego, con dos décadas de liderazgo visionario y experiencia en materia de organización y abogacía en el segundo condado más poblado de California. Desempeñó un papel que fue fundamental en la creación de la campaña de defensa de la ACLU para avanzar en temas prioritarios como la reforma al sistema de justicia penal, la responsabilidad policial y los derechos de los inmigrantes”, dijo Carlos González Gutiérrez, Cónsul General de México en San Diego, quien hizo entrega del Ohtli 2021 en presencia de funcionarios electos de California, anteriores galardonados y miembros de la comunidad mexicana y binacional.

En el Museo Internacional Mingei -instalación cultural que alberga una de las colecciones más importantes de Arte Popular Mexicano- recordó que la ACLU es un miembro clave del Grupo Asesor de Derechos Civiles para Mexicanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, mecanismo creado para fortalecer la colaboración existente entre la red consular en y las organizaciones que han promovido estrategias legales para garantizar los derechos de los nacionales mexicanos, independientemente de su calidad migratoria.

En 2017, Norma Chávez jugó un papel fundamental en el lanzamiento de la Red de Respuesta Rápida de San Diego que se creó como una coalición de derechos humanos, proveedores de servicios legales y líderes comunitarios dedicados a brindar asesoramiento a inmigrantes, solicitantes de asilo y sus familias en la región fronteriza.

Sobre su reconocimiento, Norma Chávez dijo: “Me siento profundamente honrada de recibir el prestigioso reconocimiento Ohtli de mi país de nacimiento. Lo acepto en nombre de las personas que creyeron en mí, invirtieron en mí y lucharon por abrirme un camino a lo largo de mi vida. Soy la continuación del legado de mi orgullosa abuelita y la personificación de los sueños más preciados de mi valiente madre que, como miles de otros padres migrantes, hizo y sigue haciendo enormes sacrificios por el futuro de sus hijos. Por ellos, es mi mayor pasión y privilegio forjar caminos que conduzcan a la justicia, oportunidades significativas, comprensión y pertenencia para las futuras generaciones de mexicanos y latinos. Y a todos los que han compartido esta vital labor y a todos los que lo harán, les digo gracias y ¡Adelante! ”.

Recientemente, la ACLU, junto con otras organizaciones de derechos civiles, encabezó una batalla legal que culminó con la liberación de más de 100 reclusos que enfrentaban condiciones vulnerables en centros de detención durante la pandemia de COVID-19.

Además, la ACLU ha apoyado casos de alta visibilidad manejados por los abogados consultores del Consulado -algunos de los cuales también fueron receptores del Ohtli- en los que nacionales mexicanos fueron víctimas del uso excesivo de la fuerza.